Última Hora

La comparecencia de la exvicepresidenta Ana Elena Chacón y el ministro de Comunicación, Agustín Castro, colmó la paciencia de algunos de los diputados que integran la comisión especial que investiga la presunta filtración del narcotráfico en la política y otras esferas públicas.

El liberacionista Jorge Fonseca, secretario del órgano, fue especialmente duro sobre la escasa utilidad que está teniendo la investigación legislativa en arrojar algún indicio de culpabilidad sobre las personas o hechos denunciados.

“¿Qué hemos sacado en concreto en estas audiencias? ¿Cuál es el producto que ustedes me pueden dar hoy de que hemos logrado algo?

“Replanteemos nuestro trabajo, porque el trabajo en esta asamblea es mucho y es muy caro estar en una comisión donde no estamos haciendo nada”, dijo con molestia.

Sus palabras llegaron luego de que Chacón aclarara a los diputados que la visita que recibió en 2017 a su despacho en Casa Presidencial del presunto líder narco, Luis Guillermo Cartín Herrera (ya fallecido), se dio en el marco de una reunión con la Asociación de Mujeres de Barrio La Cruz de Goicoechea.

Según dijo, la cita fue dada a ellas para atender sus preocupaciones en el tema de vivienda en el cantón, pero estas invitaron a Cartín pues él les ofrecía un proyecto en la zona que necesitaba de apoyo para salir adelante.

Chacón asegura que ella no conocía a Cartín y que en ese momento su nombre no levantó ninguna alerta entre la DIS ni otras autoridades de Gobierno.

“No recibí ninguna alerta que indicara que esta persona que visitó Casa Presidencial era una persona en conflicto con la ley, quizás eso no se sabía en aquel momento”, aseveró.

La exvicepresidenta en la administración de Luis Guillermo Solís aclaró que nunca volvió a reunirse con el sospechoso y que la reunión nunca se coordinó con él.

Dijo, además, que la propiedad que él ofrecía no cumplía con los requisitos por lo que el proyecto tampoco prosperó.

En la misma línea se pronunció poco después Castro, quien recordó que en la reunión que sostuvo el 31 julio 2018 con Cartín, a petición del diputado del PUSC Óscar Cascante, se planteó un proyecto de vivienda en Corredores, específicamente en Ciudad Neily, en un terreno propiedad del sospechoso.

Ahí se expuso que la propiedad estaba dentro de una zona en la que, por decreto, no se podía construir debido a la inestabilidad del terreno.

“Cuando yo le expliqué al señor que no podíamos ir contra un criterio se enojó mucho y dijo que no queríamos ayudar y que esa era la burocracia que tanto se criticaba. Yo le dije que podía buscar un terreno en otra parte y ahí se enojó más”, recordó el entonces viceministro de la Presidencia.

Castro aseguró que ese fue el único contacto que tuvo con Cartín y que solo accedió a la reunión por la intermediación de Cascaste, quien también estaba invitado pero de última hora, y sin avisar, se ausentó.

Precisamente Cascante es el único de los comparecientes que, hasta ahora, ha sido denunciado penalmente por el caso, luego de que se probaran numerosas visitas de Cartín y otros sospechosos a su despacho.

“Nosotros no estamos para meter a la cárcel a nadie si es que ese era el objetivo de algunos, estamos para transparentar la función pública, ¿o es que lo pasó en Corredores no es nada?.

“Que comparecencias como la de Ana Elena y otros compañeros sean de trámite no quiere decir que el esfuerzo se ha perdido”, respondió el oficialista Luis Ramón Carranza, impulsor de la cada vez más cuestionada investigación legislativa en el tema.