Última Hora

La Municipalidad de Liberia y el Comité Cantonal de Deportes de Liberia se pasan la bola por el grave deterioro del estadio Edgardo Baltodano y el nulo mantenimiento que recibe la millonaria obra, remodelada para el Mundial Femenino Sub-17 de 2014.

En sesión de la Comisión Guanacaste, los diputados llamaron a comparecer a ambas partes para tratar de explicar las razones del abandono del inmueble y sentar responsabilidades sobre este.

Julio Viales, alcalde de Liberia, aseguró ante los legisladores que no es responsabilidad de la municipalidad solucionar problemas que se originaron a partir de desórdenes en el proceso constructivo y manejos cuestionables de los recursos.

“No es mi culpa lo que está sucediendo en el estadio porque el estadio se construyó mal, hubo serie de modificaciones que rebajaron la calidad pero no el presupuesto. Hubo una total desconsideración para con el futuro del inmueble, se hicieron cosas que no se debieron haber hecho”, dijo Viales.

El alcalde, quien se hizo acompañar de un arquitecto, presentó junto a este los resultados de un estudio realizado al estadio que evidenció daños en paredes, puertas y la planta de tratamiento de aguas negras, todos incompatibles con una obra tan reciente.

Esta situación, dijo, deja en evidencia el uso de materiales de baja calidad en la construcción que no cumplieron con los requerimientos mínimos del contrato.

Viales, a su vez, aseguró que el Comité Cantonal de Deportes debería velar por ese mantenimiento, pero no lo hace pues consume todo su presupuesto en gastos administrativos.

Esa afirmación fue ampliamente refutada por el presidente del CCDR Eddy Álvarez, quien aseguró que solo este año el comité destinó ₡146 millones de los poco más de ₡300 millones de presupuesto a la promoción de disciplinas deportivas.

Álvarez, sin embargo, reconoció que no existe ni en el comité ni en la municipalidad un plan de mantenimiento arquitectónico y que el CCDR, como tal, solo da mantenimiento a las canchas pues no posee ninguna cuadrilla especializada en temas de infraestructura.

Los diputados le dieron al alcalde y el comité hasta enero próximo para presentar un plan de mejora en el estadio y la solución de algunos de los defectos señalados, aunque ambos precisaron que los presupuestos para tales fines sencillamente no existen.