Última Hora

Los diputados de la Comisión de Asuntos Hacendarios dieron luz verde este martes al expediente 22.389, que defiende un nuevo gasto de ₡21.300 millones para los ministerios de Justicia, Seguridad y Gobernación y Policía.

Se trata del segundo presupuesto extraordinario del 2021, que revierte muchos de los recortes aprobados el año anterior en el presupuesto ordinario para esas tres carteras.

Los ministros Michael Soto (Seguridad y Gobernación) y Fiorella Salazar (Justicia) defendieron hoy ante los legisladores las partidas, que buscan garantizar la operación mínima de esas carteras.

En el caso de Soto este insistió en que los ₡15.500 millones que buscan son indispensables para cubrir necesidades tan básicas como la compra de chalecos, armas y botas para los diferentes cuerpos policiales.

“Nosotros tenemos a cargo el mantenimiento de 600 delegaciones y los recortes aprobados el año anterior nos suponen la imposibilidad de atender planes remediales por órdenes sanitarias en esas delegaciones. Por año estamos hablando que atendemos 100 o 120 de esas órdenes”, dijo el jerarca, quien advirtió que si no se atienden esos planes las delegaciones no pueden operar.

Salazar, por su parte, defendió el aumento de ₡5.750 millones como una forma de atender elementos básicos como pago de electricidad, agua y alcantarillado, alquileres y telecomunicaciones.

La jerarca detalló que el impacto de la pandemia del COVID-19 aumentó los recibos de servicios básicos, lo mismo con la factura telefónica, que creció a partir del cierre de los centros penitenciarios para visitas de familiares y más recientemente por el bloqueo celular.

“Tenemos nuestras esperanzas cifradas en que ustedes aprueben esto”, dijo Soto.

El presupuesto extraordinario llegará ahora al Plenario para su análisis y votación.