Última Hora

La expresidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, renunció a su aspiración de presidir el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Así lo comunicó al presidente de la República, Carlos Alvarado, por medio de una carta con fecha de este jueves.

"Considero que la actitud más responsable, constructiva y consecuente de mi parte es no inscribir la candidatura para le proceso fijado para los días 12 y 13 de setiembre. 

"Seguir adelante con nuestra aspiración nacional equivaldría a endosar un proceso que no considero conveniente ni para el BID ni para el Hemisferio en las presentes condiciones", escribió la exmandataria.  

Razones

En la misiva enviada al Presidente, Chinchilla expone las dificultades que enfrentó desde el inicio por el "poco capital accionario" del país, pero a la vez el "convencimiento del liderazgo y visión que Costa Rica y mi candidatura ofrecían, eran los que el BID y nuestro hemisferio requerían en los tiempos que corren".

A pesar de esto, enumeró varios factores que "alteraron de manera importante el proceso trazado hacia la elección".

El primero fue la pandemia, ya que los Gobiernos están concentrados en su atención y eso limitó la posibilidad de tener "un amplio y reposado debate sobre el relevo en el BID".

Chinchilla también mencionó un cambió abrupto en las reglas para la presentación y selección de candidaturas. La expresidenta se refiere a que la presidencia del Banco siempre sería ocupada por un latinoamericano o un caribeño, y la vicepresidencia por un estadounidense.

"Sin embargo, el gobierno de Estados Unidos de América decidió alterar esa norma que estuvo vigente por 60 años, sin que previamente mediaran procesos de consulta o acuerdos institucionales, y presentó un candidato propio", dice la carta.

"Esta decisión constituye, además, una señal en extremo preocupante para la gobernanza que debe regir en una institución financiera que, como el BID, está obligada a apegarse estrictamente a las normas escritas o consuetudinarias y a generar certidumbre, confianza mutua y previsibilidad en sus actuaciones", agrega. 

Reacción 

Tras conocer la decisión de Chinchilla, el Gobierno aseguró que la respeta y que no continuará con el proceso. Además, agradeció el compromiso de la expresidenta.

"Costa Rica seguirá promoviendo la aspiración legítima de generar un espacio de acercamientos y consensos en el seno del BID, e invita a los socios miembros a que dibujemos juntos una hoja de ruta común que nos permita enfrentar los retos que nos aquejan y los que vendrán a futuro. Costa Rica aportará su perspectiva en esa construcción", dice el comunicado de la Cancillería y el Ministerio de Hacienda. 

"El contenido de esta hoja de ruta deberá contemplar la redefinición del banco como referente de las políticas de excelencia en la región, y como dinamizador del crecimiento económico enfocado en las necesidades de sus clientes, apuntalado por una acelerada incorporación de las tecnologías digitales a todos los ámbitos de la sociedad, y con el capital necesario para una gestión positiva", concluye.

Doña Laura es una mujer excepcional, que puede aportar mucho a la región. Respetamos su decisión de no inscribir su...

Publicado por Carlos Alvarado Quesada en Jueves, 3 de septiembre de 2020