Última Hora

Política

Las razones de la rápida caída de la imagen del Presidente Alvarado

Encarar dos movimientos sociales en menos de un año y el agotamiento de su escaso capital político, son dos de las causas de la caída de la imagen presidencial.

Lafitte Fernández Rojas 5/7/2019 05:02

Si la imagen y el poder político del Presidente Carlos Alvarado ha caído como avión en picada, sería producto de lo que cosechó con su triunfo electoral.

Analistas políticos y responsables de casas encuestadoras opinan que el principal problema de Alvarado es que ganó las elecciones sin acumular mucho capital político.

Su victoria obtenida con más fuerza en la segunda ronda electoral, no le permitió acumular apoyos fuertes, como normalmente sucede.

Eso puso a Alvarado en una silla presidencial que se podía romper con más facilidad que otros gobernantes, de acuerdo con los analistas.

El problema mayor para el gobernante es que, muy pronto, debió apostar el poco capital político que le heredó las elecciones,  en temas en los que normalmente se pierde o los gobernantes se desgastan.

Entre estos, la creación de nuevos impuestos, acorralar a los empleados públicos y dos encarados paros o movilizaciones sociales en menos de un año.

Luis Haug, director de la casa encuestadora CID Gallup, con sede en San José, dice que a esos problemas de Alvarado se la agregan que Alvarado significa un gobierno de continuidad que ganó la campaña política en condiciones muy particulares.

A los líos de Alvarado le agrega Haug que el gobierno no ha sabido ganar las batallas de la comunicación y que, escasamente, ha sabido decirle a los costarricenses cuáles son sus principales apuestas.

Esto último, a criterio de otros analistas, le impide a Alvarado combatir la desesperanza y los temores de su gobierno ante temas como el desempleo, la debilidad de la economía y otros temas esenciales.

Acelere hacia abajo

Ronald Alfaro, director de la casa encuestadora de la Universidad de Costa Rica dice que, en teoría, la imagen de los gobernantes pasan por tres etapas.

Al principio, los gobernantes empiezan con una “luna de miel” con los electores. Luego esa fase comienza a agotarse hasta que terminan con la gente con más desesperanza que apoyos.

Para Alfaro, el principal problema del Presidente Alvarado es que inició su gobierno no sólo como una continuidad del PAC, sino que también su brevísima “luna de miel” la agotó pronto cuando se lanzó a aprobar nuevos impuestos.

También debió encarar duros movimientos sociales, mientras problemas esenciales se multiplicaban como la inercia en la economía, la inseguridad y el desempleo.

Para Alfaro, la debilidad del gobierno es producto del agotamiento del poco capital social con el que arrancó su mandato Alvarado. En eso coincide con Luis Haug.

Qué hacer

Para la mayoría de analistas el gobernante debe:

1.     Mejorar la comunicación oficial

2.     Salirse del papel de negociador principal porque eso lo desgastará más rápido

3.     Prometer algo a los costarricenses. Hacer una o dos apuestas importantes y luchar por ellas durante lo que le resta de mandato

4.     Cambiar rápidamente al Ministro de la Presidencia porque el anuncio de su renuncia lo deslegitimó.

5.     Hay quienes, incluso, creen que debe cambiar algunas figuras adicionales de su gabinete, pero sin mostrar debilidades acumuladas.