Última Hora

Luego de que la noche del viernes el Juzgado Penal de Hacienda y la Función Pública inhabilitara del cargo por los próximos seis meses a los alcaldes involucrados en el caso Diamante, las reacciones no se hicieron esperar.

Johnny Araya considera injustas las medidas aplicadas, además, cree que no hay razón para suspender el derecho al salario mientras se realiza la investigación.

“Me parece que como todo trabajador en este país que enfrenta un proceso disciplinario hay un principio que no tiene que dejar de considerarse que es el principio de presunción de inocencia, me parece que mientras se hace una investigación como sucede, a mí me ha tocado hacerle muchos procesos administrativos a muchos trabajadores que han sido separados de su puesto por un periodo de tiempo, siempre, por regla general, se les respeta el derecho al salario mientras se les resuelve su situación”, expresó.

Para el alcalde, la medida cautelar impuesta es desproporcionada y ya los abogados la apelaron.

“Estamos en desacuerdo con la medida cautelar que ha definido la juez, nos parece una medida cautelar absolutamente desproporcionada, ha habido una intensa discusión por parte de nuestros abogados defensores oponiéndose a esa medida donde no ha habido una clara justificación del porqué de ese periodo, eso ha coincidido casi todas las defensas, la discusión fue muy intensa.

“Hemos apelado las medidas, yo no tengo ningún interés de interferir en la investigación y si era del caso separarme del cargo lo entiendo, pero me parece que se está imponiendo un plazo exagerado. La decisión no está en firme, deberá ser confirmada por un tribunal”, concluyó Araya.

Spotify TeleticaRadio