Última Hora

La isla San Lucas se convertirá próximamente en el parque nacional número 30 en Costa Rica.

Así lo decidieron este jueves 39 diputados de la República.

La propuesta establece este lugar como un Patrimonio Histórico – Arquitectónico del país, lo que obligaría al Estado a restaurar las edificaciones del antiguo Presidio San Lucas y asegurar su preservación.

Se declara además a la isla como zona de aprovechamiento turístico sostenible, con lo cual se puede impulsar la visita al lugar para el público en general.

El proyecto fue ampliamente apoyado en el Plenario con la excepción de la diputada oficialista Paola Vega, quien durante el primer debate cuestionó la falta de estudios técnicos que respalden la propuesta y el nulo contenido económico que esta trae consigo.

Vega argumentó que, aunque es defensora de los parques nacionales y la preservación, no se puede seguir creando parques y reservas sin que existan los recursos mínimos para garantizar su protección y correcto funcionamiento.

La congresista advirtió que, al no asegurársele financiamiento para su mantenimiento, los recursos que se destinan a cubrir los parques nacionales del país ahora deberán extenderse a la isla y estos ya de por sí son insuficientes.

Esa tesis, sin embargo, fue debatida por el liberacionista Carlos Ricardo Benavides, quien afirmó que el mantenimiento de la isla ya está en manos del Ministerio de Ambiente y que pese a que esta fue declarada refugio de vida silvestre en 2002, nunca se procuró su protección, un problema que se soluciona con la iniciativa actual.

Este jueves el frenteamplista José María Villalta explicó que la declaratoria no afectará tampoco las labores de pesca cerca de la isla, pues ya esta era refugio de vida silvestre, pues la regulación actual es la misma que regirá a futuro.