Última Hora

El desorden llegó la mañana de este jueves a Cuesta de Moras.

Un grupo de diputados, en su mayoría independientes, insistieron en ocupar el espacio de control político para referirse a la agresión del diputado de Liberación Nacional, David Gourzong, contra el asesor verdiblanco Giancarlo Cassasola.

Específicamente, los diputados reclamaban el insulto que este último le profirió a las madres de 26 legisladores que firmaron una moción para postergar la entrada en vigencia del matrimonio igualitario, cuando se refirió a ellos como “perfectos hps”.

El presidente de la Asamblea, Eduardo Cruickshank, señaló en varias ocasiones que los legisladores debían pasar la página y aprovechar el tiempo para debatir otros temas.

Cruickshank, además, debió llamar la atención de Jonathan Prendas por su negativa de mantenerse sentado durante su intervención, recordándole que así lo ordenó el Ministerio de Salud como parte de sus directrices para el Plenario.

Prendas hizo caso omiso de esa directriz, asegurando que él se rige por el reglamento de la Asamblea.

Lo mismo sucedió con la diputada Nidia Céspedes, a quien el presidente quiso negar la palabra por el orden pues su intención era referirse a la agresión.

Eso desató un intercambio de palabras entre otros diputados como Erick Rodríguez, Roberto Thompson, Carmen Chan y Zoila Rosa Volio.

El conflicto entre los liberacionistas Gourzong y Cassasola tuvo lugar en la propia Asamblea Legislativa el lunes anterior y acabó con una denuncia penal presentada por el último el martes pasado.

La moción, que perdió en el camino las firmas de los liberacionistas Luis Fernando Chacón y Daniel Ulate, no procede, según han explicado expertos constitucionalistas.