Última Hora

Los diputados aprobaron esta tarde en primer debate el expediente 20.924, que obliga a las instituciones del Estado a vender sus activos ociosos para pagar la deuda pública.

La iniciativa, impulsada por el independiente Jonathan Prendas, ordena hacer un inventario anual de bienes muebles o inmuebles para determinar cuáles pueden ser calificados como en desuso y así traspasarlos al Ministerio de Hacienda para que este realice subastas públicas donde venderlos.

“Costa Rica está con el agua hasta el cuello, con una deuda asfixiante que va a comprometer su desarrollo. Esta iniciativa de Nueva República generaría cerca de ₡60 mil millones en 14 meses de aplicación y ₡140 mil millones en un período de 4 años”, aseguró Prendas.

Se dispuso que la iniciativa se votará en segundo debate el próximo lunes.