Última Hora

La falta de quórum y el aparente forcejeo del diputado Erwen Masís (PUSC) con una ujier para ingresar a salón del Plenario legislativo se trajeron abajo la sesión donde se discutía la continuidad de la Defensora de los Habitantes, Catalina Crespo.

La sesión, que arrancó a las 9:30 a. m., tomó un receso de una hora a las 12:30 p.m.; sin embargo, al cumplirse este espacio no se encontraban los 38 diputados que el reglamento exige como mínimo para continuar.

Esto provocó que el presidente en ejercicio, el liberacionista Jorge Fonseca, solicitara el cierre de puertas para hacer el conteo oficial de los legisladores presentes. 

Luego de un segundo llamado a ese cierre, en la transmisión legislativa (ver video adjunto a partir del minuto -46:00) se puede observar cómo una ujier forcejea con alguien para poder cerrar la puerta e instantes después ingresa el diputado Masís. Con él, se restableció el quórum.

La oficialista Laura Guido, empero, cuestionó no solo ese hecho de que el legislador aparentemente ingresara por la fuerza sino que lo hiciera luego de la orden de cierre.

Ella, así como sus compañeras Paola Vega y Catalina Montero, pidieron a la presidencia levantar la sesión en vista de que se cometió un error de procedimiento. 

Vega incluso cuestionó que se tratara de una movida política para llenar de vicios la sesión de este miércoles y luego anular su decisión.

Fonseca pidió un receso para revisar el video y luego de comprobar lo denunciado procedió a levantar la sesión en medio del reclamo de un importante número de legisladores. 

"Hago un llamado a la consciencia de todos ustedes legisladores del Primer Poder De la República, de que nosotros debemos ser responsables, debemos ser puntuales y debemos tener disciplina, para eso tenemos horarios y no hay necesidad de estar en forcejeos con un ujier que pueda resultar en lesiones ya sea para la persona que quiera ingresar o para el ujier que ha recibido una orden de cierre de puertas.

"Eso no es la primera vez que sucede y tratemos de evitarlo, porque a nosotros nos pagan para ser puntuales y estar aquí cumpliendo con nuestro deber", dijo el diputado verdiblanco.

Fonseca dijo que, "sin ninguna duda", al reinicio de la sesión no había quórum, por lo que esta continuará mañana jueves a partir de las 9:15 a. m.

La discusión, hasta su interrupción, se había concentrado en la lectura de los informes de minoría y mayoría presentados por la comisión que investigó el accionar de la Defensora Catalina Crespo. 

El primero de estos aboga por el despido de Crespo y el segundo por su continuidad. 

Luego de que esa lectura termine, la defensora tendrá 30 minutos para hacer su descargo y, posterior a este, cada diputado podrá hacer uso de la palabra hasta por 15 minutos. La votación, si no sucede ningún otro imprevisto, deberá tener lugar mañana mismo.