Última Hora

El presidente de la Asamblea Legislativa Eduardo Cruickshank, califica como un “acto abusivo” que la diputada Nidia Céspedes permanezca más de una semana en el Congreso, donde duerme y come.

Céspedes, suma ya diez días sin salir del Congreso como forma de protesta contra un proyecto de ley que podría llegar al plenario a favor del aborto y, por las supuestas amenazas que reciben líderes indígenas en la Zona Sur del país.

“Es un acto abusivo que excede las funciones y facultades que tiene una diputación. Yo voy a llevar el asunto al Directorio Ejecutivo el próximo lunes porque hay que tomar una decisión al respecto para que eso no quede como un precedente y que no suceda en el futuro”, dijo Cruickshank.

Para el presidente del Congreso, el Directorio debe tomar una resolución al respecto para eliminar, según dice, ese vacío que existe con respecto a situaciones como estas.

“La diputada tomó la decisión de permanecer pese a las advertencias tanto verbales como escritas que se le hicieron, donde se le indicó que el Congreso iba a estar cerrado por las vacaciones de Semana Santa; no hay personal para bridarle asistencia de salud ni alimentaria y solo iba a haber un mínimo de servicio de vigilancia en el edificio. Se le hizo la advertencia a través del Director Ejecutivo que estaría bajo su propio riesgo”, comentó Cruickshank.

También se le informó que, si algo sucede dentro de la Asamblea con la edificación, ella sería la única responsable.  

“El marco constitucional no prevé como función legislativa que una diputación haga ese tipo de protesta, se concibe como un acto de tipo personal y como tal está como cualquier otro ciudadano”, agregó Cruickshank.

Por su parte, Ronald Álvarez, encargado de prensa de la diputada Céspedes, le confirmó a Teletica.com que ella permanecerá dentro del edificio legislativo hasta el lunes, tal cual ya lo había decidido. Ese día valorará cómo seguirá con su protesta.

“Estos días hemos estado revisando mensajes de apoyo, lo que dice la prensa y temas de la Asamblea Legislativa, pero relacionado con la protesta de ella y repasando el conflicto de tierras indígenas en la Zona Sur. Este martes también conversó con el líder indígena Pablo Sibar ante las amenazas de muerte que ha recibido”, dijo Álvarez.

A la diputada la acompaña su encargado de prensa y otra persona más quienes la atienden a toda hora, le llevan comida y valoran su estado de salud.

Según indican, ella está bien de salud y fuerte a pesar de que la semana pasada estuvo de pie.

Nidia Céspedes, que pertenece al Partido Nueva República, comenzó su protesta el lunes 22 de marzo a las 9 de la mañana, ya cumple diez días de no salir de la Asamblea Legislativa y durante 42 horas ha estado de pie.

“Hoy cumplo 10 días de esa protesta que denominé ‘Que alguien me escuche’. Las amenazas de muerte en contra de Pablo Sibar y los otros dirigentes indígenas necesitan atención inmediata; seguiré en esta lucha por la vida”, señaló Céspedes.   

Video de Nidia Céspedes: 

El presidente del Congreso puede sacar a la diputada del edificio, pero según confirmó Cruickshank, “el criterio de servicios técnicos no es del todo muy claro y no quisiera como presidente tomar una decisión que no esté del todo claro y prefiero llevarlo al seno del Directorio”.

La diputada realiza su aseo personal en el baño del edificio del Área de Transportes.  


Youtube Teletica