Última Hora

La votación en segundo debate del proyecto para la rebaja del marchamo 2022 deja el expediente a las puertas de convertirse en ley, siempre y cuando el presidente Carlos Alvarado decida darle su firma.

La iniciativa, que llegará a manos del Ejecutivo en las próximas horas, establece una rebaja escalonada del impuesto a la propiedad de los vehículos a partir de su valor fiscal, con porcentajes que benefician especialmente a los propietarios de automotores con menor valor.

Las rebajas propuestas van desde el 50% para vehículos de menos de ₡240 mil, hasta poco menos de 10% para aquellos de ₡15 millones, el monto máximo que sería exonerado a partir del texto aprobado.

Pero ¿cómo funcionará?

Este es un ejemplo de cómo serían las rebajas según valores fiscales supuestos:

Si bien los porcentajes son mayores para los vehículos de menor costo, está claro que el beneficio económico será mayor para los automóviles más caros.

Los vehículos de carga liviana también tendrían un descuento de 20% adicional, mientras que las motocicletas con valores por debajo del millón no pagarían el impuesto al valor agregado (IVA).

Gozarán además de una condonación total aquellos propietarios con marchamos pendientes desde el 2014 y hasta el 2021 (inclusive), siempre y cuando cancelen el derecho de circulación del 2022.

El canon de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos sufrirá también una rebaja del 30% para el periodo 2022.

Los permisos para servicios especiales de transporte de estudiantes, trabajadores y turismo que venzan en este 2021 se prorrogarán de manera automática por todo el 2022.

Finalmente, se excluyen de esta rebaja a los vehículos propiedad de los miembros de los supremos poderes, el Presidente y sus vicepresidentes, ministros, diputados, magistrados y otros altos jerarcas de la administración pública.

¿Qué sigue?

Para convertirse en ley, el proyecto deberá ser sancionado por el Poder Ejecutivo con la firma del presidente Alvarado.

Para tales efectos, el Gobierno tiene hasta 10 días para tomar esa decisión a partir de la recepción del expediente, que se espera llegue a Zapote en las próximas horas.

Si el Presidente decidiera no firmarlo y, por lo tanto, vetarlo (como ha insinuado desde hace semanas) el proyecto regresará a Cuesta de Moras, donde los diputados podrían resellarlo o archivarlo.

Ese resello, sin embargo, es casi una certeza, pues la oposición tiene más de los 38 votos que requiere para convertirlo en ley sin importar el parecer del Ejecutivo.

Alvarado y el Ministerio de Hacienda han sido enfáticos en que la rebaja al marchamo es perjudicial para las finanzas públicas, pues significa un golpe de ₡30 mil millones que el Estado dejará de percibir y que deberá ser compensado mediante deuda nueva o más impuestos.

Con ese futuro incierto, la rebaja también corre contra el tiempo, pues el derecho de circulación 2022 inicia su cobro, por ley, el 1° de noviembre.

La rebaja, sin embargo, podría hacerse de manera retroactiva.

Youtube Teletica