Última Hora

La primera vicepresidenta de la República, Epsy Campbell, aseguró que las instancias judiciales "no encontraron ningún delito" luego de analizar las denuncias en su contra por supuestos nombramientos ilegales en el Ministerio de Relaciones Exteriores. 

Esa fue su reacción tras conocer un informe de la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Públicos, que recomienda dictar una prohibición para ocupar cargos públicos, así como la investigación penal de los señalamientos.

“Causas en mi contra sobre nombramientos ilegales han sido investigadas exhaustivamente, desestimadas y archivadas en sede judicial”, dijo Campbell en un comunicado.

Según sus declaraciones, todos los casos que se ventilaron en sede legislativa también fueron conocidos por el Ministerio Público.

“Tras casi tres años de investigaciones, el Poder Judicial, anclado en el principio de objetividad que rige su labor, desestimó la causa el 20 de junio de 2020 por atipicidad. Es decir, que no cometí ningún delito”, expresó la vicepresidenta.

“La Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia, el tribunal que debía juzgarme, ha dispuesto, a solicitud del Ministerio Público, la desestimación de los sumarios. El ente fiscal concluyó, anclado en el principio de objetividad que rige su labor, que las conductas que se me atribuyeron eran atípicas. Es decir, que, como sabía, no cometí ningún delito”, recalcó.

En el mismo documento, la vicepresidenta hizo un llamado para "preocuparse por lo urgente", de cara a los últimos meses de la administración Alvarado Quesada.

“Mi llamado es que en los últimos meses que restan de este cuatrienio, aprovechemos el tiempo y nos preocupemos de que lo importante sea lo urgente y lo urgente sea lo más importante, pensando siempre en nuestro país”, concluyó.