Última Hora

Este jueves, en medio de la discusión del presupuesto ordinario de 2021, los diputados han roto el quorum seis veces en menos de tres horas.

Por reglamento, las sesiones del plenario legislativo necesitan tener presentes al menos 38 de los 57 diputados para poder realizarse, ese número es cada vez más difícil de alcanzar en Cuesta de Moras.

La situación se ha agravado en las últimas semanas luego del traslado al nuevo edificio legislativo, pues desde entonces el área de cafetín y los baños dejaron de ser parte del Plenario como sucedía en el antiguo recinto.

Según el presidente legislativo, Eduardo Cruickshank, la decisión se tomó porque en la nueva edificación el acceso a estas áreas es muy variado, por lo que no se puede controlar el quorum de manera efectiva.

“Desde el día 1 en que empezamos a sesionar en esta nueva edificación se estableció que el quorum se circunscribe solo al Plenario, que ni el cafetín ni el baño forman parte del Plenario y por lo menos durante lo que resta de esta presidencia lo vamos a mantener de esa forma”, dijo.

Hacerlo de otra forma, según Cruickshank, obligaría a clausurar esos accesos y otra serie de reformas que son materialmente imposibles.

El presidente añadió que además no se trata de un problema de lugar sino de actitud, pues la obligación de los diputados es estar en el Plenario durante la sesión.

“Si los diputados y las diputadas nos mantenemos en el área del Plenario, como lo hocen muchos y muchas, no tendríamos ningún problema. El tema no es del lugar, sino de la actitud de cada uno de nosotros de mantenernos en donde se hace el quorum, de manera que durante esta presidencia vamos a mantener solo el área del Plenario que es lo que corresponde”, aseguró.

Sin embargo, esa situación le sigue robando largos minutos a la sesión, en momentos donde los legisladores buscan la forma de encontrar espacios para el trámite de otros expedientes pues la discusión del presupuesto abarca la mayoría de la agenda.