Dragos Dolanescu renunció al Partido Republicano Social Cristiano y se sumará a las filas de los diputados independientes en la Asamblea Legislativa.

El legislador alegó “diferencias políticas irreconciliables” con los líderes del Republicano como la principal razón para dimitir, según consta en la carta enviada este viernes al jefe de fracción del partido, Otto Roberto Vargas.

El diputado por Alajuela detalló que esas diferencias se presentan especialmente con el expresidente y presidente honorario de la agrupación, Rafael Ángel Calderón Fournier.

Según explicó en esa misiva, esas diferencias han afectado su trabajo como presidente del Republicano y como representante del partido en el Congreso.

“Hoy don Rafael Ángel y yo tenemos diferencias muy marcadas en la visión de país que queremos, en la forma en que ejercemos la política, en la concepción del rol de partido de oposición en Asamblea Legislativa, en cómo vemos la evolución del Partido Republicano como fuerza política en Costa Rica, y en cómo se construyen los liderazgos políticos”, detalló Dolanescu.

“Respeto los criterios y la posición de don Rafael Ángel, pero definitivamente no los comparto. Por eso opto por migrar hacia un nuevo partido con personas muy valiosas que comparten mi visión”, añadió.

Su decisión, sin embargo, coincide también con la denuncia que varios miembros del Republicano presentaron en su contra ante el Tribunal Supremo de Elecciones, según reveló La Nación este miércoles.

Según la publicación, al ahora diputado independiente se  le investiga por manejos financieros irregulares y la presunta simulación de gastos y sobreprecios autorizados.

Las irregularidades se habrían presentado en las pasadas elecciones municipales e incluso en las presidenciales.

Por estas el TSE ordenó suspender el giro de fondos al partido mientras se investigan los hechos denunciados.

Nueva casa

Dolanescu aclaró en la misiva enviada a Otto Roberto Vargas que esperó a finiquitar los trámites de liquidación de gastos correspondientes a las pasadas elecciones municipales y el reporte trimestral de gastos para hacer oficial su renuncia como presidente, diputado y militantes del Republicano.

Previo a su renuncia, Dolanescu habría presentado un informe detallado a la fiscalía del partido donde aclaró varios puntos sobre gastos de la campaña municipal y el estado de las finanzas del partido.

“A partir de este momento, comenzamos una nueva ruta en un nuevo partido político”, dijo.

Esa agrupación será Costa Rica Justa, que recién fue inscrito a nivel nacional ante el TSE y que se alista para realizar las asambleas correspondientes de cara a los comicios presidenciales de 2022.