Última Hora

Los diputados no podrán volver a alegar un caso positivo de COVID-19 para frenar la labor legislativa.

El propio miércoles, cuando los legisladores decidieron suspender todas las sesiones del Congreso por el contagio del liberacionista Gustavo Viales, quedó firmado y aprobado el protocolo que permitirá realizar sesiones virtuales ante situaciones de calamidad o emergencia como lo es la pandemia actual.

Ese era el último obstáculo para que la reforma aprobada en julio anterior entrara en rigor.

¿Por qué tardó tanto?

Pese a que el cambio en el reglamento se votó hace casi seis meses, la redacción del protocolo y su posterior proceso de revisión se extendió hasta finales de año.

Según el presidente del Congreso, Eduardo Cruickshank, el documento llegó a sus manos poco antes de que la Asamblea Legislativa se fuera de vacaciones en diciembre pasado, pero no lo había querido firmar “porque no están las condiciones técnicas” para llevar a cabo esas sesiones.

El diputado insiste en que el sistema Teams, que es el que tiene licenciado la Asamblea para las reuniones virtuales, no tiene ninguna previsión para votaciones virtuales o control de asistencia, que son obligaciones señaladas por la Sala Constitucional para cumplir con las garantías y derechos que se demandan en los presencial.

“No lo había querido firmar antes porque no están las condiciones para que se lleven a cabo las sesiones virtuales, estábamos trabajando y coordinado con la administración para que en el momento en que esos aspectos estuvieran listos se echara en marcha, pero ahora ya está firmado para que no sigan diciendo que es porque este presidente no lo había querido firmar”, dijo Cruickshank.

El legislador aseguró que, de ser necesario, se sesionará de manera virtual y las votaciones se harán de manera nominal, dándole turno a cada diputado para externar su voto durante la sesión, lo que hará que la discusión sea mucho más lenta y tediosa.

“¿Se imagina un texto como el de empleo público con más de 400 mociones?”, cuestionó.

¿Pero no es mejor eso a no sesionar del todo?

“Estoy totalmente de acuerdo, yo fui uno de los que dije que con COVID o sin COVID el Congreso tiene que sesionar, pero estábamos esperando que estuvieran preparados o desarrollados esos aspectos técnicos, al menos yo pensé que iba a estar pronto, pero ante la situación actual tendremos que ir por esa vía”, dijo.

Cruickshank aseguró que, hasta ayer jueves, el Departamento de Servicios Médicos no reportaba ninguna novedad sobre posibles nuevos contagios en la Asamblea Legislativa.

El edificio ya está siendo sanitizado y se espera que las labores se retomen de manera normal el próximo miércoles.