Última Hora

Los diputados Carlos Ricardo Benavides (PLN) y Laura Guido (PAC) presentaron, este viernes, un proyecto de ley que propone convertir a Costa Rica en un “destino fílmico” para atraer producciones de cine y televisión e incentivar así la inversión extranjera.

Para esto, los legisladores plantean una serie de incentivos y exoneraciones tributarias que vuelvan más atractivo al país para la industria.

Entre otras, se propone una exoneración total del impuesto a la renta de las ganancias, la devolución de impuestos de importación de bienes para estas producciones, lo mismo en el caso de equipo cinematográfico necesario para el rodaje.

Adicionalmente, cuando se trate de proyectos que realicen en el país compras de bienes y servicios nacionales que superen un monto de $500 mil, se les devolverá el 100% de la tarifa del Impuesto al Valor Agregado que hubiesen pagado sobre las mismas.

Tampoco pagarían renta los actores, directores, productores o personal técnico encargado de la producción.

“Costa Rica debe entrar con todo en la pelea por convertirse en uno de los mejores destinos fílmicos del mundo. Tenemos incomparables bellezas naturales, gran talento humano, infraestructura turística para atender la demanda de hospedaje y otros servicios, así como cercanía geográfica con las más grandes productoras del mundo, situadas especialmente en Estados Unidos”, dijo Benavides.

El Gobierno, además, deberá establecer una ventanilla única para atender estas solicitudes, brindar facilidades migratorias y agilizar la tramitología de permisos para filmar en locaciones públicas.

El ICT también estaría autorizado para desarrollar campañas de promoción a nivel internacional para posicionar al país como destino fílmico.

“Este proyecto le brindará la oportunidad a Costa Rica de competir con otros países del mundo que anualmente atraen productoras y cadenas que crean películas y series en streaming. Igual que los países más exitosos en la atracción de estas producciones, brindaremos diversos incentivos. 

"Nuestro objetivo es que mientras  permanecen en el país, fomenten el desarrollo de encadenamientos productivos locales, la contratación de talento humano costarricense y generen consumo de servicios turísticos tales como hoteles, el alquiler de vehículos y restaurantes”, finalizó el legislador.