Última Hora

Los diputados de la Asamblea Legislativa presentarían esta semana un proyecto de ley para decretar una moratoria de hasta tres meses para el pago de alquileres residenciales y comerciales por motivo de la pandemia del COVID-19.

La iniciativa es quizás la más compleja de todas las que se discuten en el seno del Plenario, pues los legisladores siguen sin encontrar un balance entre la afectación de inquilinos y arrendadores.

La liberacionista Karine Niño, miembro de la mesa que discute este tema, desmintió que exista un texto de acuerdo en el tema tal y como informó esta tarde el presidente Carlos Alvarado a la ciudadanía.

“Aquí tengo que ser muy clara, es un tema muy complejo y lo que tenemos es una propuesta que se envió a todos los diputados para que hagan sus valoraciones y observaciones, pero consenso no existe.

“No hemos encontrado una fórmula que permita ayudar a ambas partes, lo que hay es una propuesta que creemos que es la única que, desde el punto de vista legal, podría ver la luz”, dijo la legisladora.

El proyecto en discusión propone en primer lugar un acuerdo informal entre arrendador y arrendatario, de manera que ambos puedan llegar a un punto medio entre las necesidades de cada uno.

Si no existiera ese acuerdo se declararía una moratoria de tres meses de entre 25% y 100% del monto del alquiler para todas las personas que hayan sido despedidas o hayan visto sus ingresos reducidos por motivo de la pandemia del coronavirus.

Luego de este periodo la persona tendría que pagar el alquiler normal más el monto adeudado, esto mediante un acuerdo de pago que se deberá definir por la vía legal.

Para demostrar esa afectación el arrendatario deberá presentar una carta de su patrono o bien una declaración de impuestos donde quede demostrada su disminución en los ingresos, si eso no existe se deberá presentar una declaración jurada y dos testigos.

“Yo insisto, es más, le ruego a las personas que hagan acuerdos amistosos, que eviten estos procesos y que se pongan en el lugar del otro, que entre los dos se ayuden. La gente tiene que entender que es peor quedarse sin el inquino en estos momentos, que ese es el peor camino”, dijo la diputada.

¿Por qué no una condonación total del alquiler?

“Porque estamos hablando del derecho privado, nosotros no podemos legislar sobre acuerdos privados, habría una inconstitucionalidad seria ahí. Por eso esta discusión es tan compleja, porque entendemos que en muchos casos después tampoco va a haber dinero para pagar lo atrasado, pero hay que respetar la ley”, dijo Niño.

La legisladora añadió que los diputados incluso buscaron a la ministra de Economía, Geaninna Dinarte, para valorar la creación de un subsidio de alquiler que permitiera ayudar a los afectados.

“Eso es algo que se está implementando en otros países y que nosotros le pedimos a la ministra valorar, que explorara opciones, pero la respuesta que nos dio es que no hay recursos para eso en estos momentos”, añadió.

“Hay otro problema igual de serio y es que el Gobierno no admite a los arrendadores como trabajadores independientes o informales, entonces ellos están desprotegidos, eso es algo que igualmente hay que valorar y ni hablemos de qué pasará con las moratorias de créditos para esas personas que por ejemplo construyeron una casa para alquilar o un apartamento.

“Este asunto es grave, quizás el más complejo de todas las mesas, por eso nos está tomando tanto tiempo, porque no es fácil alcanzar un acuerdo con tantas aristas y complejidades”, añadió.

Ese texto de acuerdo fue enviado a todos los diputados el domingo anterior y hoy martes empezaron a recibir las primeras observaciones, por lo que la intención es presentarlo al Ejecutivo este próximo viernes.