Los diputados no lograron ponerse de acuerdo este miércoles para lograr nombrar al nuevo magistrado de la Sala III de la Corte Suprema de Justicia.

Aunque se abocaron desde horas de la mañana a dicho nombramiento, ninguno de los candidatos finalistas logró los 38 votos necesarios por parte de los legisladores.

La última de las cuatro rondas de votación realizadas la lideró el candidato Álvaro Burgos con 32 votos, seguido por Sandra Eugenia Zúñiga quien tuvo nueve.

La intención de los diputados de nombrar al sucesor de Carlos Chinchilla Sandí, exmagistrado que se acogió a su jubilación desde julio de 2018, tuvo crispamientos desde tempranas horas.

Algunos mostraron su molestia ante la aparición del candidato Gregorio Biglia, cuya postulación surgió de último momento y llegó a tener 12 votos durante la primera ronda.

Destacan que Biglia no pasó por el análisis de atestados realizado por parte de la Comisión de Nombramientos, la cual revisó el perfil de 50 candidatos para el cargo.

Por otra parte, se cuestionó la forma secreta en que se realiza esta votación en el Plenario, así como la edad y plazos para la reelección.

El nombramiento de los magistrados se da por un periodo de ocho años con la posibilidad de reelección continua de forma indefinida.

La Sala III actualmente trabaja con dos magistrados en propiedad, mientras que otros tres se encuentran en calidad de interinos.