Última Hora

Óscar Cascante, Erwen Masís (PUSC), Mileidy Alvarado y Eduardo Cruickshank (Restauración Nacional) negaron este miércoles cualquier vínculo con los presuntos líderes narcos detenidos este martes, pero confirmaron las visitas a sus despachos por parte de los investigados.

En el caso del diputado socialcristiano su oficina registra 13 visitas por parte de dos sujetos de apellidos Cartín y uno más de apellido Soto, todos vinculados a una supuesta banda dedicada al narcotráfico y que fue desmantelada ayer por parte de las autoridades judiciales.

Cascante aseguró que fue engañado por los sujetos con el pretexto de discutir proyectos de vivienda social para los cantones de Corredores y Esparza, localidades que él representa como diputado por Puntarenas.

“Las personas de dichas comunidades, se han mostrado con un enorme interés en los proyectos respectivos, y por ello accedí a conocer la problemática para explorar la factibilidad del mismo.

“Esa es la única razón por la cual me he reunido con esas personas y precisamente por ello los recibí en la Asamblea Legislativa, donde hay un registro público de quienes ingresan, dado que los proyectos en cuestión ostentan un gran interés comunal y social”, dijo el diputado de la Unidad Social Cristiana.

Cascante aseguró que en ambos casos él recibió solicitudes de las comunidades para impulsar ambos proyectos y que detrás de los dos estaba la misma empresa vinculada hoy a esas operaciones ilícitas.

Según el diputado, ninguno de los dos proyectos llegó a buen término.

Alvarado, por su parte, confirmó el ingreso a su despacho en 2018 de uno de los investigados de apellido Cartín pero que esto no se realizó como parte de una gestión individual, sino que se dio en medio de una audiencia con representantes de la organización Pro Guanacaste Integrado.

“Ya iniciada la audiencia, el señor Villegas (representante de la organización) me solicita autorizar el ingreso de otras personas. Nunca hice gestión alguna relacionada con el señor mencionado y solo me limité a atender la audiencia solicitada por Pro Guanacaste Integrado”, dijo la diputada.

Cruickshank, a su vez, aseguró que la visita de Cartín a su despacho fue para exponer un proyecto hotelero en Limón pero que se encontraba detenido por problemas de tramitología en la municipalidad del cantón central de esa provincia.

“Los colaboradores del despacho hicieron las consultas correspondientes y determinaron que las objeciones eran insoslayables, por lo que el asunto quedó ahí”, dijo el diputado caribeño.

El diputado del PUSC y actual precandidato presidencial, Erwen Masís, también salió al paso de los cuestionamientos y afirmó que, en su caso, uno de los sujetos de apellido Cartín visitó su despacho para conversar sobre un proyecto inmobiliario en Upala.

"El pasado 3 de marzo recibí en el despacho, tras su solicitud, al señor Alejandro Cartín, en calidad de desarrollador, interesado en conversar de un proyecto de vivienda de interés social que se construye en Upala. Después de ese encuentro, no volví a reunirme con este señor", aseguró.

"También deseo aclarar que ni del señor Cartín y de ningún allegado a este señor hemos recibido ningún tipo de donación en efectivo ni en especie bajo ninguna circunstancia aceptaría apoyo de dudosa procedencia", añadió.

Por este caso también han sido señalados los actuales legisladores Ivonne Acuña y Zoila Rosa Volio (independientes), así como una lista de exdiputados de la legislatura anterior.

El legislador del PAC, Luis Ramón Carranza, solicitó a la dirección ejecutiva de la Asamblea un registro de ingresos a los despachos de los 57 diputados desde 2014 a la fecha para incluir esta información en la investigación que él y otro grupo de legisladores llevan a cabo sobre la posible infiltración del narcotráfico en las municipalidades y otras entidades públicas.