Última Hora

Los diputados de la Comisión de Gobierno y Administración le negaron esta mañana al Ministerio de Planificación la rectoría del proyecto de reforma al empleo público.

Tanto el Gobierno como la fracción del PAC habían defendido con tozudez que esa competencia debía ser de Mideplan pues por ley la rectoría solo podía tenerla un ministerio y no un órgano; sin embargo, esa tesis fue adversada desde el día uno por la oposición.

La moción de consenso del verdiblanco Luis Fernando Chacón y otros diputados dejó en la Dirección de Servicio Civil esa responsabilidad e instruyó a la creación del Sistema General de Empleo Público, que integrará además al propio Mideplan y a oficinas de recursos humanos de todas las instituciones en esa función.

La principal crítica de los legisladores era que darle a Mideplan esa tutela era politizar el empleo público, pues se crearía un "súper ministerio" que tendría injerencia sobre el resto de los poderes de la República. 

Esa situación, según ellos, podría permitirle al ministro de turno quitar y poner funcionarios de manera antojadiza, lo mismo con las políticas de contratación y evaluación del personal.

La moción aprobada con siete votos (de ocho posibles en ese momento), le da entonces al Servicio Civil la autoridad para definir las políticas de remuneración en el sector público, así como las familias y los procesos de evaluación.

Posteriormente también se aprobó una moción para que sean los diputados los que elijan, mediante votación, al director del Servicio Civil, de manera que este puesto deje de ser político.

Víctor Morales Mora, diputado del PAC y presidente de la comisión, aseguró que buscarán un acercamiento con los legisladores en los próximos días para "buscar los balances" sobre la moción aprobada y les recordó que en la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas aprobada en 2018 está dispuesto que esa rectoría debe recaer en Mideplan.

Chacón le respondió que esa rectoría siempre se pensó para temas de la regla fiscal y no para el empleo público, mientras que el jefe de fracción del PUSC, Rodolfo Peña, le recordó que hay tres mociones presentadas (de las 301 en discusión) que precisamente apuntan a eliminar ese apartado de la reforma fiscal.

Con esta moción la comisión superó uno de tres ejes principales en el largo proceso de modificación del texto dictaminado, los otros dos serán las convenciones colectivas y desde luego el salario único o global, el punto central de toda la reforma.