Última Hora

Los diputados de la Asamblea Legislativa iniciaron este lunes con la discusión para votar el expediente 21.309, que permitiría el retiro adelantado de los dineros en el Régimen Obligatorio de Pensiones (ROP).

El debate se realiza sobre el texto dictaminado a inicios de agosto anterior, que permite el retiro de estos dineros a las personas que se pensionen antes del 1° de enero del 2021.

Este grupo podría solicitar el pago de una mensualidad, durante dos años y medio, hasta agotar el saldo acumulado de su ROP.

El otro camino es un plan de beneficios que permitirá el retiro acelerado por 29 meses de manera escalonada (ver nota relacionada).

Este lunes los legisladores discutieron ampliamente otras posibilidades, como la de permitir el retiro de manera irrestricta para todos los pensionados (propuesta de Wálter Muñoz) o una del liberacionista David Gourzong para extender el retiro hasta 2040 en cuentas temporales, pero ambas fueron desechadas.

Otra, de la también verdiblanca Yorleny León, propuso aumentar la tasa de interés que el Banco Popular le paga a los pensionados durante el periodo que este retiene esos dineros antes de llegar a las diferentes operadoras.

“Si el Banco Popular se quiere dejar el dinero de los costarricenses durante 18 meses que lo haga, pero que le pague tasas de interés a mercado”, dijo la legisladora, quien argumentó que la entidad financiera paga tasas inferiores a los usuarios por razones que no explican.

León aseguró que, en el largo plazo, esas pérdidas se elevan hasta un 6% del valor total de la pensión según estimaciones de la Supen.

Detalles

La iniciativa dictaminada mantiene vigente la propuesta de que los afiliados que se pensionen a partir del 1° de enero de 2021 y hasta el 18 de febrero de 2030, podrán retirar los fondos acumulados en sus cuentas en rentas temporales por un plazo equivalente a la cantidad de cuotas aportadas a este régimen.

En los casos en que el monto sea menor a un 20% de la pensión mínima del Régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), la pensión complementaria otorgada será ese monto, el cual se seguirá abonando hasta que se agote el saldo acumulado, sin importar la cantidad de cuotas aportadas a este régimen.

El texto defiende que los afiliados y pensionados que enfrenten una enfermedad terminal, debidamente calificada por la CCSS, podrán optar por el retiro total de los recursos.