Última Hora

La Comisión de Derechos Humanos finalizó este martes su investigación sobre el asesinato del líder indígena Sergio Rojas “sin llegar a nada”.

El órgano inició su análisis en abril de 2019 para tratar de sentar las posibles responsabilidades del Estado en la muerte de Rojas, ocurrida un mes antes.

La intención era determinar si la inacción del Gobierno en la protección de derechos y territorios indígenas y en el caso particular de Rojas pudo derivar en el crimen, lo mismo que las acciones adoptadas por el Estado para la protección de los pueblos Teribe y Bribri de Salitre a partir de la medida cautelar interpuesta en 2015.

Sin embargo, tras una larga discusión y múltiples audiencias, la comisión finalizó su labor con una excitativa al Ministerio Público para que continúe con la investigación sobre el asesinato, que se mantiene impune, y el respeto a los convenios y normativa en la protección de los pueblos indígenas

“En lo personal me siento insatisfecha porque esta es una comisión investigadora pero no llegamos a nada”, dijo tajante la diputada del PIN Patricia Villegas.

El informe final destaca que la función nunca fue dar un veredicto sobre la responsabilidad del Estado, pues asegura que es una función del Poder Judicial.

“Es por esta razón que solicitamos a las instancias correspondientes culminar de manera satisfactoria todos los procesos de pendientes y respetar las normativas vigentes en favor de los pueblos indígenas”, cita el documento.

“Concluimos que existe una necesidad de redoblar esfuerzos para cumplir con las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Y que, de acuerdo a lo expuesto en el informe, queda en evidencia que el problema de los territorios indígenas en la Zona Sur está lejos de estar resuelto”, finalizó.