Última Hora

Los diputados aprobaron este lunes nuevamente en primer debate el expediente 22.009, que permitirá a los usuarios generar su propia electricidad a partir de fuentes renovables.

El proyecto ya había superado ese trámite hace un par de semanas; sin embargo, fue retrotraído por el deseo de realizarle cambios de última hora, entre ellos la exclusión para que las empresas privadas de generación fueran objeto de esta legislación.

La discutida iniciativa, impulsada por el socialcristiano Erwen Masís y la liberacionista Paola Valladares, promete bajar la factura eléctrica de hogares, empresas e industrias gracias al autoconsumo, al tiempo que podría generar ingresos por la venta de excedentes energéticos.

Para ello se pretende establecer las condiciones necesarias para promover y regular bajo un régimen especial la integración, el acceso, instalación, conexión, interacción y control de recursos energéticos distribuidos basados en fuentes renovables de los abonados interconectados al Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

Sin embargo, el texto anteriormente aprobado abría la puerta para que empresas generadoras vendieran el recurso energético generado a partir de estos beneficios, cuando el espíritu de los legisladores es promover el autoconsumo.

“Los generadores de energía eléctrica autónoma o paralela no se consideran generadores distribuidos ni van a poder utilizar sus concesiones para tal fin. El proyecto además declara de interés público la investigación y fomento de recursos energéticos distribuidos, así como las energías generados por fuentes renovables”, puntualizó hoy Valladares.

La instalación, la conexión, la interacción y el control de recursos energéticos distribuidos basados en fuentes de energías renovables de los abonados interconectados a la red del SEN y en operación en isla, no requerirán permiso u autorización municipal, ni viabilidad ambiental ante la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena) cuando se trate de potencias menores a 500 kVA o que la estructura existente que soporta la instalación de los sistemas cuente con la licencia de viabilidad ambiental.

La intención de los diputados es que con esta legislación el país pueda finalmente incentivar el auge de recursos energéticos autogenerados en los hogares e industrias “integrando los sectores públicos y privados en un modelo de coexistencia para alcanzar el bien superior”.  

Masís hizo referencia a los beneficios que traerá la aprobación del proyecto, por ejemplo con ampliación del tope del 15% por circuito, que actualmente limita la instalación de paneles solares.

Mas expedientes

Este lunes los legisladores también aprobaron en primer debate los expedientes 22.200, Declaratoria de interés público el desarrollo turístico, ecológico y cultural del distrito de Chires del cantón de Puriscal; 22.363, Desarrollo Regional de Costa Rica y el Expediente 21.151, Ley para la promoción de la calidad en la atención educativa de la población estudiantil con alto potencial.

Además, se aprobó el expediente 21.202, que protege el desarrollo, promoción y fomento de la actividad agropecuaria orgánica y el Expediente 21.776, que adiciona un inciso al Código de Trabajo; lo mismo que el 21.057, Ley de derechos de la mujer durante la atención calificada, digna y respetuosa del embarazo, parto, posparto y atención del recién nacido.

También se aprobó en segundo debate una reforma a la Ley 8776 de exoneración a las Asociaciones Administradoras de Sistemas de Acueductos y Alcantarillados Comunales (ASADAS).

El proyecto actualiza y amplia las exoneraciones que gozan esas entidades y las exime del pago del impuesto sobre bienes inmuebles por las propiedades que adquieren para proteger el recurso hídrico, así como del canon ambiental y de vertidos administrados por el Ministerio de Ambiente.

De igual forma se votó en segundo debate la exención de impuestos y organización para la realización y promoción de la copa mundial femenina de fútbol Sub 20 2020, que se espera se celebre el próximo año en el país.