Última Hora

La dirección ejecutiva de la Asamblea Legislativa y los jefes de las diferentes fracciones discutirán el próximo jueves la propuesta de instalar un cierre perimetral en el nuevo edificio legislativo.

El proyecto, una recomendación de la Unidad de Seguridad de ese poder de la República, originó fuertes críticas entre diputados de diferentes bancadas que lo calificaron como una incongruencia a la libertad de expresión y transparencia que desde el Congreso se promete y exige.

La idea, según el director ejecutivo de la Asamblea Legislativa, Antonio Ayales, es que se instalen portones perimetrales que permanezcan abiertos las 24 horas y los 365 días del año, pero que puedan cerrarse cuando así lo ordene el Ministerio de Seguridad por motivos de peso.

“Es una recomendación que yo personalmente voy a estar revisando con los jefes de fracción el próximo jueves para exponérselo a ellos y aclarar algunos rumores. No es que se va a enrejar el edificio, no es que se va a cerrar el acceso al público, es una valla perimetral que va a estar abierta 24/7.

“Solo en casos de que el Ministerio de Seguridad lo recomiende se estaría cerrando, como por ejemplo en las manifestaciones de hace unos meses, pero la idea es que esté abierto siempre y que cualquier persona pueda transitar libremente como hasta ahora”, dijo Ayales.

El director explicó que los portones serían “muy amplios”, de manera que el tránsito no se dificulte.

“Es algo como lo que hay en el Museo de Jade (…) Lo que buscamos es proteger el patrimonio, pero todo es revisable, corregible, y si la determinación es que no haya pues no va, buscaremos otras opciones, pero aquí lo importante que quede claro que son medidas preventivas para situaciones eventuales, no la norma”, finalizó.