Última Hora

Desde este lunes los diputados discutirán sobre el futuro de Catalina Crespo como jerarca de la Defensoría de los Habitantes.

La comisión especial que investiga el accionar de la Defensora y sus posibles faltas o negligencias recibirá mañana a partir de las 7:30 a. m. a cuatro directores de esa institución para que estos respondan sobre la gestión de la jerarca luego de poco más de dos años en el cargo.

Los directores son todos firmantes de una extensa carta enviada semanas atrás a los legisladores solicitando la destitución de la Defensora y la intervención inmediata en el pulso que el Consejo Director y Crespo mantienen desde hace meses.

A la jerarca se le cuestiona por el manejo que realizó de la investigación por el caso de la Unidad Presidencial de Análisis de Datos (UPAD), pero sobre todo por la pérdida de 80 minutos del audio de la entrevista que sostuvo con el presidente Carlos Alvarado por ese mismo tema.

Los directores alegaron en su momento que ella dirigió esa investigación a título personal, desoyendo criterios técnicos que le solicitaron incluso no entrevistar al mandatario en una etapa tan temprana.

Esos cuestionamientos llevaron al Consejo a solicitarle a Crespo, públicamente, que les brindara una reunión, pero esta nunca sucedió. En su lugar, la Defensora procedió a cambiar el estatuto de la institución para dejar sin efecto las labores de control y asesoría que históricamente tenía ese Consejo y además ser ella, como jerarca, la que decida cuándo sesiona y quiénes lo integran.

Esa respuesta llevó a un numeroso grupo de funcionarios, incluidos todos los directores, a solicitar expresamente la salida de Crespo, un pedido que ya habían hecho meses atrás los propios diputados pero al que se niega la jerarca.

¿Por qué?

La Defensoría de los Habitantes es un órgano adscrito a la Asamblea Legislativa, por lo tanto, en su reglamento está que los diputados pueden destituir al Defensor del cargo si así lo deciden.

Para esto deben precisamente crear una comisión que determine si existen o no elementos suficientes para tomar esa decisión.

El presidente del Congreso, Eduardo Cruickshank, dio un primer paso al estimar que sí existe una negligencia notoria o violación evidente al ordenamiento jurídico por parte de la jerarca y por eso instauró la comisión, que tendrá 15 días para dar un veredicto y trasladar la discusión al Plenario.

En ese periodo, además de los directores, deberán comparecer miembros del sindicato de trabajadores de la institución, la contralora general Marta Acosta, el exdefensor adjunto Juan Manuel Cordero y la propia Crespo, quien será la última en responder a los diputados.

La comisión sesionará lunes y jueves a partir de las 7:30 p. m.

La Defensora consultó en julio anterior a su departamento legal si la actuación legislativa podría ser violatoria de los Principios de París, lo mismo que cualquier acción que “obstaculizara o afectara la estabilidad del mandato del Defensor”.

Incluso, cuestionó si es en verdad la Asamblea su órgano superior.

“¿Define o no la Ley de la Defensoría de los Habitantes de la República a la Asamblea Legislativa como superior jerárquico, en términos administrativos y disciplinarios, de la DHR?”, preguntó.