Última Hora

Los diputados de oposición que integran la Comisión de Asuntos Hacendarios cuestionaron este jueves al Ministerio de Hacienda por incluir ₡51 mil millones que el Estado ahorró gracias al canje de deuda en el pago del gasto incluido en el tercer presupuesto extraordinario de este 2020.

La discusión del proyecto, que deberá ser dictaminado este viernes, evidenció la molestia de los legisladores por esa decisión de redistribuir ese recorte para sufragar nuevas necesidades.

“Yo estoy sumamente preocupada, sumamente alarmada, por cómo de una forma tan contundente han generado un engaño a esta Asamblea Legislativa.

“Cuando avanzamos en el préstamo de financiamiento rápido (con el FMI) para canjear deuda cara por deuda barata tenía un único objetivo que era poder generar un ahorro, no que nuevamente viniera presupuestado para sumar gasto corriente y aumentar el déficit y el endeudamiento”, dijo la liberacionista Ana Lucía Delgado.

En esa misma línea se pronunciaron el resto de diputados de la comisión a excepción de las oficialistas Nielsen Pérez y Laura Guido.

El viceministro de Hacienda, Isaac Castro, justificó que esa no es una decisión tomada sino una iniciativa presentada al Legislativo y que responde a las dificultades del Gobierno para financiar necesidades específicas.

“La iniciativa es que si encontramos dificultades en la prestación del servicio público y podemos hacer reasignaciones esa sea nuestra iniciativa (sic), entendemos las limitaciones, pero la iniciativa es utilizar parte de lo que no se va a erogar ahí para otros cumplimientos, eso es una iniciativa pero tiene que ser aprobada por esta Asamblea Legislativa”, dijo Castro.

Pérez y Guido, sin embargo, alzaron la voz para ponerle rostro a ese traslado de recursos que irían mayoritariamente a sufragar necesidades de las poblaciones más vulnerables.

Por ejemplo, ₡10 mil millones al IMAS para la atención de personas en pobreza y pobreza extrema, ₡8.500 millones a la CCSS para mitigar el impacto de la rebaja en la base mínima contributiva, ₡2.500 millones para financiar el Régimen No Contributivo de Pensiones y ₡6.700 millones para ayudar a los programas de comedores escolares.

“Si vamos a cancelar estos programas hagámoslo de frente, digámosles a esas personas que no se les va a ayudar más, pero hagámoslo de manera directa, no con falsedades como que aquí no se hizo un ahorro”, dijo Guido con molestia.

Alquileres

El ministro de Hacienda en ejercicio también tuvo que responder los cuestionamientos por el escaso esfuerzo que ha hecho el Gobierno en materia de renegociación de alquileres, incluida esa cartera.

Castro señaló que la semana pasada se emitieron decretos en esa vía pero se negó a dar detalles sobre cuál es la meta trazada por el Estado para ese eventual ahorro.

"Como todo proceso de negociación hay que preparase, hay que hacer el plan y apenas lo tengamos lo podemos discutir, cuánto es la expectativa no lo defino yo, pero ya Hacienda inició el proceso, ya renegoció algunos.

"Yo, por un principio de negociación, ese dato me lo voy a reservar para preservar la negociación (…) como buen negociador tengo que preparar eso antes", dijo.

La respuesta no satisfizo al diputado Jonathan Prendas, quien le insistió por una cifra mínima o máxima para esa renegociación.

Castro dio a entender que hay una propuesta de rebaja de un 15% en los alquileres, pero no quiso ahondar si esa cifra es la mínima o máxima o si será la estándar.

El viceministro dijo que solo para el 2021 Hacienda prevé un gasto en alquileres por el orden de los ₡7.224 millones.

El tercer presupuesto extraordinario, que también incluye una partida de ₡7.200 millones para la compra de vacunas contra el COVID-19 y otros ₡1.000 millones para el bono Proteger, deberá dictaminarse a más tardar este viernes.