Última Hora

Con el voto afirmativo de 44 diputados este lunes se aprobó en segundo debate el expediente 20.858, que contiene una reforma al Código Procesal Penal.

El cambio es únicamente del artículo 181 sobre la legalidad de la prueba, que establece ahora que los elementos de esta solo tendrán valor si han sido obtenidos por medios lícitos.

“No podrá utilizarse información obtenida mediante tortura, maltrato, coacción, amenaza, engaño, indebida intromisión en la intimidad del domicilio, la correspondencia, las comunicaciones, los papeles y los archivos privados, ni información obtenida por otro medio que menoscabe la voluntad o viole los derechos fundamentales de las personas”, reza la reforma.

La propuesta del liberacionista Jorge Fonseca busca precisamente aclarar los alcances de la norma para que se no haya duda de que cualquier prueba obtenida mediante coacción no puede ser avalada en un proceso.