Última Hora

Con el apoyo de 48 diputados este martes se aprobó un recorte al gasto de ₡154.573 millones en el presupuesto ordinario de 2021, que quedará aprobado esta misma semana.

Ese fue el resultado de una “megamoción” de la oposición presentada el lunes a última hora y que incluye rebajas sensibles en partidas del Ministerio de Seguridad Pública, Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) o el Ministerio de Educación Pública.

Este último es el que asume el principal golpe en el recorte, con ₡77.417 millones menos que la propuesta original del Ministerio de Hacienda.

Con la rebaja se desecha la idea de crear 2 mil plazas nuevas para cocineras de los comedores escolares, una propuesta que según Hacienda ahorraría unos ₡2 mil millones anuales, una tendencia que a partir de 2029 se revertiría para empezar a generar nuevos gastos.

Otro recorte importante lo asumirá Seguridad, con ₡5.309 millones menos que según el propio ministerio complicará el funcionamiento de todos los cuerpos policiales, desde aristas tan básicas como alimentación o compra de equipos esencial.

La posición fue ampliamente criticada por el propio ministerio, que señaló que la rebaja obligará al cierre de 31 delegaciones en 2021 y amenaza con la prestación del servicio en diferentes lugares ante la falta de vehículos, chalecos o armas, por ejemplo.

Esa situación reforzó la posición del frenteamplista José María Villalta, quien señaló lo peligroso de votar una propuesta que se incluyó a última hora y sin análisis, pues una moción de posposición (para él ilegal) la puso de primero en el orden por delante de otras 73.

Según Villalta, la tardía presentación buscaba dejar sin margen de reacción a las diferentes instituciones para poder rebatir los recortes, pero esto también impidió el análisis de los propios diputados sobre la gigantesca cantidad de recortes.

Más tijera

Luego del MEP, la otra cartera que tendrá el mayor impacto será el MOPT, con rebajas importantes en mantenimiento de equipos, edificios o combustibles, entre muchos otros por un monto total de ₡31 mil millones. 

También destaca el Ministerio de Salud, que en medio de la pandemia por el COVID-19 sufrirá una rebaja de casi ₡14 mil millones, con rebajas especialmente en viáticos y capacitaciones.

El TSE, que ya advirtió las implicaciones de estos recortes, perderá ₡2.610 en alquileres y equipos.

El Ministerio de Cultura, al que se le había planteado una rebaja de más ₡4 mil millones hace una semana, asumirá ahora una rebaja de ₡1.500 millones. 

En total las rebajas serán por el orden de ₡192 mil millones, pero también incluye un aumento en otras partidas especialmente para reponer fondos recortados al Banhvi en materia de vivienda social. 

Los diputados cuestionaron en la misma línea que muchos de estos recortes más tarde serán revertidos en futuros presupuestos ordinarios del 2021.

Esa posibilidad, sin embargo, fue la que permitió el voto afirmativo de la fracción del PAC y el respaldo del Ministerio de Hacienda. Ambos apoyaron el recorte por las similitudes en montos y destinos que tenía con la propuesta del Gobierno de rebaja por 
₡150 mil millones, que al final no se conocerá por razones obvias.

El proyecto de presupuesto debe quedar aprobado antes del próximo 30 de noviembre.