Última Hora

Los diputados de la Comisión de Asuntos Hacendarios dictaminaron este viernes de manera afirmativa el préstamo de $300 millones con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) que permitirá financiar el Fondo Nacional de Avales.

Dicho fondo es una propuesta del Ejecutivo que pretende respaldar hasta por un 70% las pérdidas esperadas en los préstamos que soliciten empresas afectadas por la pandemia del COVID-19.

De esta manera los intermediarios financieros podrían flexibilizar sus condiciones y el dinero llegar hasta los empresarios y productores golpeados por la emergencia nacional.

El crédito se enmarca en un proyecto que también incluye otro préstamo de $300 millones con el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento, que irá principalmente al financiamiento del gasto del Gobierno.

Un 10% de ese monto, alrededor de $30 millones, será también para el pago de la deuda con la Caja Costarricense de Seguro Social, tal y como había prometido el Gobierno meses atrás.

Los préstamos dictaminados se unen al de $1.778 millones con el Fondo Monetario Internacional que también recibió esta semana el visto bueno de la comisión.