Última Hora

Con 49 votos a favor y uno en contra, el Plenario legislativo aprobó este viernes en segundo debate el primer presupuesto extraordinario para la atención de la emergencia generada por el COVID-19.

Se trata de ₡369.000 millones que se destinarán al fondo del plan Proteger, el Ministerio de Salud y el recambio de la deuda.

El proyecto permitirá el traslado de ₡150.000 millones al fondo gubernamental para la atención de trabajadores afectados por la pandemia (Proteger).

De la misma forma, ₡216.000 millones irán para el recambio de la deuda, de manera que el Gobierno pueda aliviar en parte el pago de intereses.

Finalmente, ₡2.400 millones se destinarán al Ministerio de Salud para la atención a nivel epidemiológico y el personal de vigilancia de la salud.

El proyecto incorpora recursos por ₡1.804 millones producto de depósitos reintegrados de saldos de períodos anteriores de las oficinas Consulares en el exterior, una rebaja con la colocación de títulos valores de largo plazo por un monto de ₡281.849 millones y la incorporación del crédito de la Corporación Andina de Fomento (CAF), por ₡290.000 millones.

Al igual que el miércoles, cuando se votó en primer debate, la discusión del presupuesto se concentró esta mañana y primeras horas de la tarde en la negativa del Gobierno de pagar su millonaria deuda con la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), esto luego del pedido de ayuda que la junta directiva le hizo al Ejecutivo para fortalecer sus finanzas en medio de la pandemia.

El frenteamplista José María Villalta, quien intentó sin éxito el miércoles incluir una moción para trasladar ₡30.000 millones a la CCSS, nuevamente lanzó airadas críticas al Gobierno por su decisión de “debilitar” a la institución más importante del país en medio de la coyuntura actual.

“En Costa Rica nos hemos salvado porque tenemos la Caja y no hemos permitido que la desmantelen, aunque hayan hecho esfuerzos sistemáticos por hacerlo. Pero Costa Rica podría ser también, por la desidia e inoperancia del Gobierno, el único país en el mundo que no ve prioritario fortalecer su seguridad social en el marco de esta emergencia”, dijo.

Los diputados de oposición propusieron condicionar la aprobación de cualquier otro presupuesto futuro a la inclusión de partidas para la Caja, lo mismo que a la definición de un plan de amortización de esa deuda que según el Estado asciende hasta los ₡1.5 billones.

El presidente Carlos Alvarado anunció la creación de una comisión de trabajo mixta que ayude a encontrar un balance entre las necesidades de la institución y la escasez de recursos del Estado.