Última Hora

Un grupo de diputados presentó este martes una moción de orden para solicitar a la Sala Constitucional que retrase la entrada en vigencia del matrimonio igualitario, dispuesta para este próximo 26 de mayo.

La iniciativa, que aún no se ha discutido ni votado pero ya suma 26 firmas, asegura que la discusión de la reforma fiscal, el proyecto de huelgas o la emergencia del COVID-19 no dejaron espacio para legislar sobre la orden que emitió la Sala en agosto de 2018 y que le daba 18 meses a la Asamblea Legislativa para discutir y aprobar un proyecto en esta materia, caso contrario el fallo constitucional que permite las uniones entre personas del mismo sexo quedaría en firme.

Los firmantes insisten en que la legislación sobre este tema es indispensable antes de la entrada en vigencia de ese fallo, por lo tanto solicitaron la ampliación en un “plazo razonable”.

Ese plazo, según los legisladores, debería ser de al menos 18 meses a partir de que acabe oficialmente el estado de emergencia ocasionado por la pandemia del coronavirus.

“Esta es una posición personal y no como jefe de fracción de Liberación Nacional, porque el partido aún no ha entrado a discutir si va a apoyar o no esta gestión, pero esta prórroga lo que busca es precisamente que la Asamblea Legislativa tenga un espacio, que no lo ha tenido, para analizar el tema del matrimonio igualitario.

“La Asamblea Legislativa ha venido quejándose hace muchos años que la Sala Constitucional toma decisiones que le corresponden a esta Asamblea, en esa posición es que he firmado esta moción, más allá de si estoy o no de acuerdo con el matrimonio igualitario, me parece que lo que sí se debe demarcar es que la Asamblea Legislativa tome decisiones y no esconderse para que otras instituciones las tomen por ella”, dijo el liberacionista Luis Fernando Chacón.

La moción, además, presenta entre otros firmas de legisladores del partido Restauración Nacional, Nueva República, PUSC e independientes.

Rechazada

En febrero anterior otra iniciativa de aplazamiento había sido presentada por 11 diputados de la Asamblea Legislativa, la mayoría del bloque Nueva República.

Esta proponía retrasar la entrada en vigencia del matrimonio igualitario hasta después de las elecciones presidenciales de 2022, aduciendo que la falta de control legislativo por las sesiones extraordinarias (donde el Ejecutivo controla la agenda) les restó posibilidad para legislar al respecto.

La Sala, sin embargo, rechazó de pleno esa solicitud pues explicó que los legisladores no tenían esa potestad a menos de que se tratara de un voto por mayoría previamente discutido en el seno del Plenario.

De ahí se desprende que esta nueva propuesta llegue como una moción de orden a los legisladores, que deberán votar y aprobar por mayoría simple (mitad más uno) de los diputados presentes en la sesión que se discuta.