Última Hora

Con el apoyo de 44 diputados, este martes se dispensó de todo trámite el expediente 22.265, que permitiría extender hasta por seis meses más la posibilidad de patronos de reducir las jornadas laborales de sus trabajadores por motivo de la pandemia del COVID-19.

La moción de dispensa eximirá al expediente de su discusión en comisión y además de cualquier audiencia sobre la viabilidad o no de la propuesta, que busca extender lo aprobado en marzo anterior cuando se permitió la reducción de jornadas y suspensión de contratos como una forma de atender el golpe del confinamiento que trajo la crisis sanitaria.

Al día de hoy, esa reducción se permite hasta diciembre próximo, por lo que la iniciativa del PUSC llevaría ese límite hasta junio.

Los únicos que se opusieron a la dispensa fueron los oficialistas Welmer Ramos y Paola Vega, así como el frenteamplista José María Villalta.

Vega aseguró que ahora el Plenario no ha recibido ningún informe del Ministerio de Trabajo que permita evaluar la efectividad de la ley aprobada y que esa dispensa de trámite impedirá que esa información llegue antes de votar el proyecto.

Villalta, a su vez, cuestionó la labor de la cartera de Trabajo e insistió en que la dispensa de trámite debería ser una fórmula extraordinaria y no la norma, mucho menos cuando está en juego la afectación de miles de trabajadores.

Según los proponentes de la extensión, desde su aprobación se han tramitado alrededor de 7.200 solicitudes de reducción de jornadas laborales por motivo de la pandemia.

Con la aprobación de dispensa el expediente llegará próximamente al Plenario para su votación.