Última Hora

El diputado del Partido Unidad Social Cristiana, Óscar Cascante, anunció este jueves en el Plenario su renuncia inmediata a la comisión que investiga la posible infiltración y vínculos del narcotráfico en municipalidades y figuras públicas.

Lo hace horas después de que saliera a la luz que él recibió en al menos 13 oportunidades a tres sujetos investigados por formar parte de la red de narcotráfico desmantelada esta semana por las autoridades.

Cascante había solicitado representar al PUSC en ese órgano especial el lunes anterior, precisamente el mismo día que recibió en su despacho, por última vez, a dos sujetos de apellido Cartín y Soto que ahora permanecen detenidos.

“Renuncio a la comisión en aras de que se haga una investigación objetiva y sin ningún tipo de presiones y me pongo a la disposición de la Fiscalía y de todos los órganos que así lo vean bien. No tengo nada qué ocultar”, aseguró en el Pleno.

“En mi despacho sí estuvo (el sujeto de apellido Cartín) como estuvo en muchos despachos, yo tengo que ser honesto que sí estuvo y por eso me aparto de la comisión, para que haya una mejor resolución”, añadió.

Cascante ha insistido en que esas visitas se hicieron para solicitarle su apoyo a proyectos de bien social en Esparza y Corredores, cuyo trámite no avanzó.

"A mí me pueden revisar mis bienes y pertenencias, es más, salgo con menos pertenencias de aquí de la Asamblea, mis cuentas, propiedades que no tengo, están a disposición de los que quieran revisar, el cuadraciclo que tenía lo vendí, el carro con que entré lo vendí y salgo con un carro inferior al que tenía cuando ingresé como diputado", añadió.

Denuncia

El oficialista Luis Ramón Carranza, miembro de la comisión y quien impulsó su creación tras la visita del liberacionista Gustavo Viales al condominio donde vivía otro presunto líder narco detenido semanas atrás, invitó esta tarde a Cascante y a la independiente Zoila Volio a renunciar a ese órgano.

Volio, precisamente es quien preside la comisión, que entre otras llamó a cuentas a Viales y a cinco alcaldes de la Zona Sur.

"Nadie ha tenido más controles políticos hablando del narcotráfico ni ha presentado más proyectos de ley para su combate que yo. Yo nunca me he reunido con esa persona, el hecho de que él haya dicho que iba para mi oficina no implica que se reunió conmigo.

"Yo no estoy ligada a ningún narco y no me voy a ir porque eso implicaría aceptar cualquier cosa y nunca voy a renunciar porque ni lo conocí al maldito que si estuviera vivo ya lo hubiera confrontado", dijo Volio con evidente molestia. 

En la lista de diputados señalados también figuran otros como el socialcristiano Erwen Masís, la independiente Ivonne Acuña o los legisladores de Restauración Nacional Mileidy Alvarado y Eduardo Cruickshank.

Todos han negado cualquier vínculo con los sospechosos.

Esta tarde Cruicshank insistió en que se pone a las órdenes de la comisión investigadora y de cualquier otro órgano que así lo desee. 

En la misma línea Masís aseguró que él no conocía a estas personas y las recibió como parte de su labor como legislador.

Al mismo tiempo, invitó al Ejecutivo a convocar los proyectos para la regulación del cabildeo o lobby político y todos los referentes al combate al narcotráfico.

"Soy una persona intachable, no tengo relación con estas personas, nunca me he mantenido lejos de estándares de honestidad", dijo.