Última Hora

El diputado independiente Dragos Dolanescu presentó la mañana de este lunes un recurso de amparo contra el presidente del Congreso Eduardo Cruickshank por impedir su participación en la discusión por el fondo del presupuesto extraordinario votado en primer debate el pasado jueves.

Dolanescu interpuso el recurso ante la Sala Constitucional al tiempo que amenazó con presentar una consulta facultativa por el procedimiento en esa discusión.

La intención del legislador es conseguir el apoyo de nueve diputados más para presentar esa consulta que retrasaría por al menos un mes la votación de ese vital proyecto.

Esa posibilidad, sin embargo, se vislumbra lejana por el interés que existe en el Plenario por la aprobación de ese urgente presupuesto y el inicio esta mañana de la discusión para el segundo debate. Si nada cambia, el texto saldría hoy mismo del Poder Legislativo.

Dolanescu alega que se violentó su derecho fundamental del uso de la palabra durante la tramitación del primer debate.

 “Si se cae el presupuesto por un vicio de procedimiento, por un vicio de constitucionalidad, el único responsable se llama Eduardo Cruickshank”.

El jueves anterior tanto Dolanescu como la liberacionista Yorleny León le pidieron la palabra a Cruikshank para discutir por el fondo la iniciativa, sin embargo, el presidente del directorio alegó que no observó nada en la pantalla, pese a que reconoció que sabía del interés de ambos por participar.

“No apareció en la pantalla, yo no tengo control sobre el sistema, no tengo a nadie en la pantalla pidiendo la palabra y di por suficientemente discutido y una vez que se da por discutido no puedo otorgar la palabra por el fondo.

“No sé si la reacción de ellos fue tardía o que hubo un error en el sistema, que no me sería imputable”, dijo el diputado.

Sin embargo, ambos legisladores aseguran que la decisión de Cruickshank fue adrede. 

La verdiblanca, incluso, fue más allá.

“Yo sí estoy segura de que ese movimiento brusco que usted acaba de hacer lo hizo con toda la intención de que sucediera y estoy complementamente segura de que fue así porque cinco minutos antes usted vino a corroborar si él y yo íbamos a hacer uso de la palabra.

“También, y que quede en actas, me pidió que no lo hiciera para poder cruzar el Zurquí (carretera a Limón) temprano. Esto en nada le abona a la dinámica de trabajo conjunto que deberíamos estar llevando en este Plenario y repito, no me cabe la menor duda de que lo hizo con toda la alevosía del caso para poder levantar la sesión lo antes posible”, fustigó León.

En el video de la sesión sí se observa cómo Cruickshank abre la discusión del proyecto por el fondo pero inmediatamente después lo da por suficientemente discutido, desatando las risas de los diputados en el Plenario y el enojo de otros pues en el fondo del salón se aprecia cómo León y Dolanescu piden la palabra mientras otros legisladores como Shirley Díaz levantan los brazos para que el presidente los observe.

“Esta presidencia no ha cercenado el derecho de los diputados se ha caracterizado por dar la palabra todos. Como no los vi en la pantalla asumí que habían desistido de hacer uso de la palabra”, concluyó Cruickshank.

Puede observar esa discusión en los minutos finales de la sesión: