Última Hora

Los diputados discutirán en las próximas horas la posibilidad de sesionar solo dos veces por semana y discutir los proyectos de manera virtual.

La medida se justifica en la creciente urgencia de los legisladores por abandonar el edificio de la Asamblea Legislativa, ante la preocupación que genera el avance del nuevo coronavirus.

La intención de los diputados, comunicada por el presidente legislativo Carlos Ricardo Benavides, es que las sesiones presenciales sean únicamente para las votaciones de primeros y segundos debates, que por ley no pueden realizarse el mismo día ni en días consecutivos.

Las discusiones de esas iniciativas, mientras tanto, se realizarían por medios electrónicos.

Las sesiones presenciales, además, se harían en una sede aún por definir, luego de que los legisladores aprobaran esta semana la posibilidad de reunirse fuera del recinto legislativo.

Benavides descartó un cierre total del Congreso, una posición que, al menos hasta ahora, los diputados han insistido en evitar a toda costa.

Pánico

Esta mañana el liberacionista Benavides hizo un llamado a la calma y a “no sucumbir al pánico”, luego de sendos pronunciamientos de los legisladores sobre la urgencia de abandonar el plenario, pues la cercanía de las curules va en contra de las indicaciones que ha girado el Ministerio de Salud.

La diputada Ivonne Acuña, del bloque Nueva República, aseguró que tiene 20 días de no ver a su mamá, una adulta mayor, por miedo a contagiarla y calificó de “injusticia” que los tengan ahí exponiéndose al virus para discutir proyectos que "no son de urgencia", como por ejemplo la recién votada iniciativa de datáfonos.

“Cada día que yo estoy aquí en esta curul es un día menos que tengo que ver a mi mamá y esa responsabilidad recae en ustedes”, dijo airada al resto de diputados.

La liberacionista Franggi Nicolás recordó que ella tiene un hijo de seis meses y que todos tienen familias, pero abogó por el deber que como diputados deben cumplir.

“La preocupación que tiene la compañera Ivonne Núñez todos la tenemos, yo tengo un niño que no tiene ni seis meses y también un adulto mayor, todos tenemos testimonios similares, pero todos estamos aquí de manera patriótica, asumiendo riesgos por el país porque hay muchos ahí fuera necesitando de nosotros”, dijo.

“Entiendo que todos tengamos miedo, pero no podemos ponernos de víctimas. Nadie puede estar más cagada de miedo que yo de estar aquí porque soy asmática, porque tengo fibrosis pulmonar y tengo un problema inmunológico. Lo peor que podemos hacer es este ambiente de tensión y pánico”, dijo la independiente Zoila Rosa Volio.

Ese llamado a la calma también se repitió en otros como el frenteamplista José María Villalta, quien recordó que, a diferencia del resto del país, la labor legislativa es primordial en este momento de crisis.

“Quiero hacer un llamado a la calma ante una situación difícil, todos tenemos familias, pero también es cierto que tenemos una responsabilidad mayor a la de cualquier otro trabajador del país porque somos el primer poder de la República y tenemos la obligación de aprobar leyes para enfrentar esta grave emergencia. Ya habrá tiempo para evaluar el desempeño del Gobierno, ahora tenemos que cerrar filas para ayudar”, finalizó.

Los diputados volverán a sesionar esta tarde a partir de las 3:00 p. m. precisamente para discutir el proyecto del Ejecutivo de reducción de jornadas laborales.

Además, se había pactado para hoy la votación en segundo debate del proyecto de "alivio fiscal" por el Covid-19, que propone una moratoria de tres meses a los impuestos de valor agregado, selectivo de consumo, renta y aranceles.