Última Hora

Una consulta de constitucionalidad amenaza con retrasar la aprobación del proyecto de ley que permitiría el retiro adelantado de los dineros en el Régimen Obligatorio de Pensiones (ROP).

El diputado del Partido Integración Nacional (PIN), Wálter Muñoz, aseguró que enviará el expediente 21.309 a la Sala Constitucional para que sea esta la que determine si el proyecto presenta o no vicios.

Sus dudas se fundamentan en la posibilidad de permitir que sean solo las personas que se pensionen antes de 2030 las que tengan la posibilidad de retirar esos recursos, excluyendo así al resto de los trabajadores. 

Según Muñoz, esto no haría más que perpetuar la desigualdad que, precisamente, este proyecto de ley busca subsanar.

El legislador presentó la semana anterior una moción para garantizar el retiro irrestricto de esos fondos a todos los pensionados; sin embargo, los diputados no apoyaron la propuesta por el alto impacto que esta tendría en ese régimen.

Este lunes se agotaron todas las mociones presentadas a la iniciativa, pero no se votó por falta de tiempo. 

De esta forma, la votación quedó pactada para mañana martes en el primer lugar de la agenda. Todo apunta a que el proyecto recibiría un voto afirmativo de mayoría.

Sin embargo, si Muñoz consigue las 10 firmas necesarias para esa consulta de constitucionalidad, la aprobación se retrasaría por al menos un mes si es acogida por la Sala. 

El proyecto en discusión permitiría el retiro de estos dineros a las personas que se pensionen antes del 1° de enero del 2021. Este grupo podría solicitar el pago de una mensualidad, durante dos años y medio, hasta agotar el saldo acumulado de su ROP.

El otro camino es un plan de beneficios que permitirá el retiro acelerado por 29 meses de manera escalonada, de manera que el pensionado recibirá en dos meses el pago del 25% del monto acumulado del ROP, posteriormente recibirá una renta mensual por nueve meses y luego otro pago de 25% del saldo. Esa fórmula se repetirá hasta completar cuatro depósitos y agotar la totalidad de su ROP.

La iniciativa mantiene también vigente la propuesta de que los afiliados que se pensionen a partir del 1° de enero de 2021 y hasta el 18 de febrero de 2030, podrán retirar los fondos acumulados en sus cuentas en rentas temporales por un plazo equivalente a la cantidad de cuotas aportadas a este régimen.

En los casos en que el monto de la pensión sea menor a un 20% de la pensión mínima del Régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), la pensión complementaria otorgada será ese monto, el cual se seguirá abonando hasta que se agote el saldo acumulado, sin importar la cantidad de cuotas aportadas a este régimen.

También se propone que los afiliados y pensionados que enfrenten una enfermedad terminal, debidamente calificada por la Caja Costarricense de Seguro Social, podrán optar por el retiro total de los recursos.