Última Hora

Los diputados de la Asamblea Legislativa aprobaron este lunes de manera definitiva el proyecto de adhesión de Costa Rica a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

La decisión fue apoyada por 40 legisladores y rebatido por el independiente Dragos Dolanescu, la oficialista Paola Vega y el frenteamplista José María Villalta.

El protocolo de adhesión es el instrumento jurídico de Derecho Internacional Público mediante el que se establece la incorporación formal del país a esta organización, que ya había extendido su invitación desde mayo del año anterior.

Con ese convenio y la declaración final, el país manifiesta que asumirá todas las obligaciones derivadas de la membresía a la OCDE y aceptará los objetivos y compromisos de la organización, sus reglas de funcionamiento y trabajo y sus instrumentos jurídicos sustantivos, entre otros.

El proyecto pasará a manos del Poder Ejecutivo para recibir la firma del presidente Carlos Alvarado y posteriormente enviar el protocolo a París, Francia. Además de ese trámite, el Gobierno deberá pagar alrededor de ₡1.500 millones como cuota de inscripción.

¿Qué es? 

El convenio establece, entre otros, que el Consejo Rector Nacional para la OCDE será presidido por el ministro de Comercio Exterior, institución que además actuará como secretaría técnica.

En ese órgano estarán además los jerarcas de Presidencia, Relaciones Exteriores, Planificación y Hacienda.

La designación de quién será el embajador del país ante el organismo, punto más discutido en este convenio, será tomada por el Poder Ejecutivo.

En total 14 leyes fueron tramitadas por la comisión OCDE para aprobar parte de los requisitos que la organización planteó al país. En ese sentido, el Estado se comprometió a continuar mejorando en diferentes áreas, por lo que estará expuesto a la evaluación constante y el cumplimiento de los planes trazados.

La votación en segundo debate se da luego de que a finales de enero anterior la Sala Constitucional declaró que el proyecto no tenía vicios de forma ni fondo, el último requisito para su ratificación final.

Tras esta aprobación, Costa Rica se convertirá en el miembro 38 de la OCDE, el cuarto en Latinoamérica tras México, Chile y Colombia.

Los países miembros de la OCDE representan alrededor del 80% del comercio y las inversiones de todo el mundo.