Última Hora

El caso positivo de COVID-19 del diputado de Liberación Nacional, Gustavo Viales, obligó a paralizar toda la labor legislativa hasta el próximo miércoles.

El departamento de Salud de la Asamblea Legislativa recomendó a los diputados suspender todas las comisiones y sesiones del Plenario con el fin de desinfectar las diferentes áreas del edificio legislativo.

La moción, que fue discutida y aprobada por 46 de 55 diputados presentes, se da por el alto riesgo de un brote de contagios de coronavirus, pues Viales participó el lunes de la sesión del Plenario y además de la reunión de fracción con el resto de legisladores del PLN.

La Asamblea ya envió a asilamiento a todo el despacho del verdiblanco, pero teme que aparezcan más casos en las siguientes horas.

La sesión de este miércoles se concentró en la discusión de esa única moción, que primeramente fue rechazada y luego revisada y aprobada.

La discusión la originó el también liberacionista Carlos Ricardo Benavides, quien criticó la postura de los diputados y aseguró que hacen mal "en salir corriendo de sus obligaciones" sin antes de discutir la propuesta "de manera más intensa".


"Esta es la única empresa del país en donde se van todos los empleados y jefes ante un caso positivo, eso no es posible", dijo Benavides. 

Por esa misma razón el diputado presentó la semana anterior una moción para permitir sesionar de manera virtual sin retrasar discusiones en las diferentes comisiones, por ejemplo la de empleo público, pero esa fue rechazada.

"Este es el único lugar del país donde para sanitizar hace falta una semana. La Caja sale un caso y dos horas después están trabajando", cuestionó la liberacionista Paola Valladares.

La discusión de esa moción se extendió durante una hora precisamente por la creciente crítica de los diputados de que la moción cierra las puertas a sesiones virtuales pese a que esa posibilidad existe en el caso de las comisiones.

En el caso del Plenario los legisladores aseguran que no ha existido la voluntad del directorio por solucionar los aspectos técnicos a pesar de que desde noviembre anterior se aprobó una reforma al reglamento.

El freno a la labor de los diputados se da en medio de esa discusión de la reforma al empleo público, que hoy alcanzó a analizar 232 de las 301 mociones que tiene presentadas el proyecto en su primer día.