Última Hora

El presidente Carlos Alvarado aseguró este martes a los diputados que el Acuerdo Escazú debe ratificarse, pese a la amplia oposición que existe en sectores productivos y la propia Asamblea Legislativa.

“El Acuerdo de Escazú lleva ese nombre como reflejo del liderazgo del país en la materia. Un acuerdo que refuerza el acceso público a la información ambiental, a la participación y al acceso de justicia en asuntos ambientales no debe ser sujeto de miedos, cálculos o excusas para nadie. A todas luces lo correcto es ratificarlo”, dijo el mandatario en su discurso de hoy.

El Acuerdo, que entró en vigencia el pasado 22 de abril sin que Costa Rica lo ratificara pese a ser uno de sus principales impulsores, busca garantizar la participación pública en los procesos de toma de decisiones ambientales y el acceso a la justicia en esa materia.

Sin embargo, los diputados han hecho eco de las preocupaciones que diferentes sectores han externado sobre la posibilidad de que esto desincentive la inversión y afecte la seguridad jurídica de las empresas.

La Sala Constitucional había advertido que el Acuerdo tenía un vicio de constitucionalidad al no habérsele consultado al Poder Judicial, y este último posteriormente señaló que sí tendría una afectación directa en caso de ratificarse el acuerdo.

Alvarado añadió en su rendición de cuentas que el país también debe prohibir la exploración y la explotación petrolera.

“Por falsas ilusiones de riqueza sucia, no podemos darle la espalda a un legado verde construido por generaciones, cuando el mundo entero hoy se aleja del petróleo y ve a la Costa Rica verde como referente mundial”, dijo.

Este punto también divide opiniones entre el Plenario y sectores, lo mismo que entre algunos aspirantes a la presidencia de la República.