Última Hora

El presidente Carlos Alvarado confirmó que firmó el decreto que dio vida a la Unidad Presidencial de Análisis de Datos (UPAD) sin siquiera leerlo.

La afirmación fue hecha ante el cuestionamiento del frenteamplista José María Villalta.

¿Usted leyó el decreto antes de firmarlo?

Constaté que tuviera las firmas de los jerarcas y procedí a firmarlo.

¿La pregunta es si usted lo leyó, su contenido y articulado, antes de firmarlo?

No.

¿Lo firmó sin leerlo?

Correcto.

Villalta le preguntó si él no expresó dudas o consultas sobre el contenido del proyecto a las personas que le presentaron el documento para su firma, pero el mandatario aseguró que no lo hizo así porque no es experto en el tema y por un tema de confianza.

“No (planteó dudas) dado que yo no soy experto en técnica ni legal o en temas de datos, no soy experto en esas materias, entonces partí de la confianza en el proceso que llevó para que recibiera mi firma”, dijo.

¿No cree que es una práctica leer antes lo que va a firmar?

“Considero que es una buena práctica, pero también que es humanamente imposible, en mi caso, leer 5.200 documentos, porque me apartaría de gobernar”, respondió.

El mandatario reconoció que hubo un error humano y de redacción en el artículo 7, el más polémico del decreto por establecer la obligación de las instituciones públicas a permitir el acceso irrestricto a toda la información que fuera requerida por la UPAD, con la única salvedad de aquellos datos considerados secreto de Estado.

Esa respuesta supone el principal hallazgo en lo que va de la comparecencia legislativa al mandatario por el caso UPAD, además del primer desliz del mandatario en esta esperada audiencia que arrancó a eso de las 10 a. m., pues por la mañana Alvarado le aseguró a la verdiblanca Ana Lucía Delgado que no recordaba quién había firmado primero el decreto, si él o su ministro y viceministro.