Última Hora

Con el apoyo unánime de 43 diputados este lunes fue aprobado en primer debate el expediente 22.511, que defiende una reforma a la Ley General de Salud para eliminar el certificado médico como requisito para obtener un permiso sanitario de funcionamiento en servicios de estilitas, esteticistas, maquillistas, barberos y masoterapeutas, entre otros.

La iniciativa, presentada por la oficialista Nielsen Pérez, se defendió en la necesidad de apoyar a un sector económico fuertemente golpeado por la pandemia del COVID-19 y que, según la legisladora, agrupa a más de 50 mil personas, principalmente jefas de hogar.

“Estamos ante un requisito desproporcionado que obstaculiza la formalización de emprendimientos. Con su eliminación, además de fomentar la simplificación de trámites, estamos luchando contra la informalidad laboral, a la vez que favorecemos el acceso a un empleo digno y al crecimiento profesional por parte de las personas que se desempeñan ofreciendo esta clase de servicios”, agregó la legisladora. 

Este lunes también se aprobó en primer debate expediente 22.309, “ley para proteger a las personas ocupantes de las zonas clasificadas como especiales”.

La iniciativa ha sido ampliamente discutida por la necesidad de evitar el desalojo de cientos de familias que hoy habitan la llamada milla fronteriza y otras zonas protegidas.

La independiente Nidia Céspedes insistió en que si este proyecto no avanza ese desalojo se hará efectivo.

También se aprobó que el próximo miércoles los diputados celebren una sesión extraordinaria para discutir el informe de los papeles de Panamá, divagando en la corriente legislativa desde la legislatura anterior.