Última Hora

La propuesta legislativa para reducir el impuesto único al gas licuado de petróleo (GLP) fue dictaminada esta mañana en la Comisión de Ambiente.

La iniciativa permitiría que el impuesto por litro de ese combustible baje de ₡51,25 a ₡24 en beneficio de los miles de comercios y usuarios de este en el país.

Los diputados acordaron hoy que esa rebaja se aplique durante seis periodos fiscales a partir de la publicación de la ley, de manera que también colabore en el objetivo de la carbono neutralidad.

“El objetivo de este proyecto es llevarle alivio tanto a hogares como a todos los sectores productivos que utilizan el gas licuado como combustible. Además de lo económico, a nivel industrial, el GLP es ideal para una transición energética con una menor huella ambiental. Avanzar en este tipo de incentivos es favorable para todo el país”, explicó el socialcristiano Erwen Masís, proponente de la iniciativa.

Las estimaciones del legislador apuntan a que la rebaja beneficiaría a unos 700 mil hogares y 5 mil comercios.

Masís insistió en que bajar el impuesto hará más accesible el GLP y, por lo tanto, impulsará su uso en todos los niveles, incluidos vehículos que se mueven gracias a este.

El proyecto ya recibió el visto bueno del Ejecutivo, por lo que es previsible que ingrese pronto a la agenda del Plenario.