Última Hora

Con el voto unánime de 42 diputados, este jueves se aprobó en primer debate el proyecto 22.165, que prohíbe a la Asamblea Legislativa la compra de licores.

La medida autoriza además la donación de más de 1.500 botellas que actualmente están guardadas en los almacenes legislativos luego de años de compras.

Estas se rematarán para financiar el programa "Chepe se Baña", que ayuda a personas en situación de calle.

“Este proyecto es una forma para recortar el gasto del Congreso y es una manera de reconocer que no se justifica que la Asamblea Legislativa gaste millones de colones en licores”, expresó el presidente del Congreso y proponente, Eduardo Cruickshank.

“Con la venta de estos licores, la fundación podría financiar la compra de champús, desodorantes, pasta de dientes, afeitadoras, alimentación, ropa limpia, y otras cosas para sostener el programa que desarrolla en las calles de San José”, agregó.

Este jueves se aprobaron dos mociones al expediente: una para exigirle a la Fundación Pro Mundo (encargada de "Chepe se Baña") que presente un informe final sobre el resultado de la venta de licores que le serán donados y el destino de estos fondos, y otra para excluir de esa prohibición la adquisición de licor para la atención de actos protocolarios previamente autorizados por el Directorio Legislativo.

Ese último punto, deberá regularse por una normativa futura.

En 2013, la Asamblea Legislativa ya había sacado a remate un lote importante de los licores que mantiene en sus bodegas, pero fue declarado infructuoso debido a la ausencia de interesados.

Entre los licores hay botellas de cognac, vino, ron, vodka, whisky y champagne, así como algunos aperitivos y cremas.