Última Hora

La sesión de este martes del plenario legislativo se mantiene en pie, pero a la expectativa de cómo evolucionará el brote de COVID-19 alertado la semana anterior.

El viernes el nuevo edificio legislativo fue sometido a un proceso de sanitización luego de que se comprobaran nueve casos positivos y 35 funcionarios aislados por contactos directos.

Esa situación obligó a clausurar la sede hasta este lunes, impidiendo que los diputados sesionaran hoy como se tenía previsto.

El director ejecutivo de la Asamblea Legislativa, Antonio Ayales, dijo que esta mañana conversó con el departamento de servicios de salud y confirmó que no hay ningún caso nuevo o sospechoso del virus, por lo que a este momento la jornada de mañana se mantiene en pie.

“Tenemos todo listo, ya se hizo el proceso de sanitización y hoy está haciendo la limpieza normal la empresa a cargo. La idea era dejar el edificio cuatro o cinco días para estar seguros de que no hay más rastros del virus, si brotan nuevos casos, que esperamos que no, habría que valorar la decisión con el directorio”, explicó Ayales.

El director explicó que hoy por la tarde tendrá una nueva conversación con el departamento de salud para comprobar que la situación sigue igual y dar luz verde definitiva a la sesión de mañana, la primera de una semana clave pues entre otros se discutirá el proyecto de rebaja al marchamo y el dictamen de presupuesto ordinario para 2021.