Última Hora

La posibilidad anunciada por el gobierno de Rodrigo Chaves de restablecer relaciones diplomáticas con Venezuela y Nicaragua podría tener consecuencias directas en la credibilidad internacional de Costa Rica.

Así lo aseguran Carlos Cascante y Sergio Araya, expertos en política exterior y quienes insisten en que esa decisión debería ser ampliamente analizada por las autoridades entrantes.

“Está claro que tener una relación lo más ajena de problemas con Nicaragua es fundamental para Costa Rica, aquí el balance que hay que hacer, y que es imposible en este momento, es cuánto perderá el país de su imagen a la hora de tomar esa decisión.

“Costa Rica lo que tiene que hacer es tener preparado su planteamiento hacia países como Estados Unidos y grupos internos en ese país de por qué se está tomando esa decisión, porque la pérdida de imagen sí puede tener otros costos políticos”, dijo Cascante.

Recientemente, el gobierno de Daniel Ortega anunció que dejará de ser parte de la Organización de Estados Americanos (OEA), una decisión que ya el organismo también valoraba ante los fallos del gobierno de Ortega a las demandas de fortalecer y transparentar sus procesos electorales.

Un día después de ganar las elecciones nacionales, Chaves aseguró que no había razón para no tener relaciones con Nicaragua si era un país en el cual mantenía una embajada.

Con Venezuela, sin embargo, el país no mantiene ni embajada ni consulado, pues no reconoce al régimen de Nicolás Maduro, sino el de Juan Guaidó.

“De un momento a otro, que un Gobierno de Costa Rica decida cambiar las reglas del juego y la postura costarricense con el régimen de Maduro y el reconocimiento de Juan Guaidó, sí generaría extrañeza en la comunidad internacional y nos restaría credibilidad.

“Eso, para un país como el nuestro, que a nivel internacional mucho de su actuar está sustentado en su credibilidad, sí sería poner en riesgo ese activo que nos ha caracterizado y que es el que nos permite mantener un posicionamiento elevado en la comunidad internacional”, dijo a su vez Araya.

La semana anterior, el canciller designado, Arnoldo André, adelantó que el tema con el país del sur está en análisis y que próximamente anunciarán cuál será la posición oficial del país con respecto a Venezuela.