Pérez Zeledón se aferró a su principal figura para respirar en casa y lograr así un empate 3-3 en el epílogo que le permite rescatar la noche ante el Santos de Guápiles.

Como ha sido la tónica en los últimos partidos, el gran héroe para los Guerreros del Sur no fue otro que Keilor Soto.

Soto convirtió un doblete en el cierre del juego y se convirtió así en el defensor con más goles en el fútbol de la Primera División con 86, superando a Enrique Díaz.

De esta forma, Soto le robó el protagonismo al santista Javon East que hasta ese momento era la principal figura del juego con un doblete.

Pérez Zeledón logró un emotivo empate, pero primero tuvo que sufrir.

El jamaiquino marcó un doblete que le permitió a los guapileños traerse una ajustada victoria 2-3 de San Isidro de El General

Al frente tenían a un buen cuadro dirigido por Jhonny Chaves que goza de una gran regularidad, pues solamente han perdido un juego como visitantes ante Saprissa por la mínima.

Santos se adelantó rápido en el marcado, apenas en el minuto 3 por un autogol de Francisco Ramírez ante el acecho de Osvaldo Rodríguez.

Pero Pérez Zeledón no se quedaría con los brazos cruzados y su ofensiva entraría en acción. Craig Foster habilitó a Gabriel Leiva, para que este definiera con un toque efectivo, pero poco claro ante la salida de Bryan Cordero para el 1-1 al 19’.

El partido se mantendría muy igualado hasta que entró en escena East.

Con astucia el delantero luchó y ganó una pelota hacia atrás para definir con fuerza y poner el 1-2 a favor de los santistas.

El jamaiquino firmó su doblete desde el punto de penal con un remate al lado para el 1-3 que parecía poner las cosas en orden para los caribeños.

Pero los Guerreros del Sur no bajaron los brazos y la noche tenía preparada una sorpresa histórica.

Una mano en el área comenzaría a gestar la remontada para los generaleños.

Quién otro que el propio Soto para marcar desde el manchón blanco y dar el impulso anímico necesario para pelear por el empate a seis minutos del final.

Con tres minutos por encima el árbitro Allen Quirós anuló un gol al defensor Eder Munguio que causó los reclamos de César Elizondo quien terminaría expulsado.

Ya al 90+6’, un cobro de tiro libre al área le permitió a Soto marcar de cabeza el 3-3 y su anotación número 86 en la historia convirtiéndose así en el defensor con más goles en la Primera División.

Por si fuera poco, lo deja en solitario en la tabla de goleo del campeonato con 8 tantos. 

Según datos de Cristian Sandoval, estadígrafo de Teletica, Soto ha marcado 63 goles con Pérez Zeledón, 15 con Brujas, 4 con San Carlos, 2 con Saprissa, 1 con La U y 1 con Carmelita.

Repase las principales acciones acá: