Última Hora

Tras la tormenta, un arcoíris… Cartaginés volvió a sonreír, a respirar tranquilo luego de nueve fechas sin ganar en el Apertura 2018, esta vez goleó 3-0 al Pérez Zeledón.

La principal figura del triunfo brumoso fue el cubano Marcel Hernández, quien marcó un gol y provocó un autogol en el tercer tanto.

Luego de la abrupta y polémica salida de Paulo César Wanchope el jueves anterior para unirse a las filas de su archienemigo el Herediano y sobre todo de la derrota a mitad de semana ante Santos (0-3), los brumosos parecían obligados a pasar la página para no verse en problemas de descenso.

Con el binomio de Martin Arriola (otra vez) y Danny Fonseca en el banquillo, los blanquiazules mostraron mayor solvencia en su fútbol –característica que ya tenían con Wanchope- pero mayor contundencia, Cartaginés dominó las acciones ante un Pérez Zeledón que sigue sin mostrar su poderío.

El primer tanto fue obra del cubano Hernández. Josimar Pemberton incursionó por la banda derecha y mandó un pase de la muerte justo al punto de penal para que el caribeño definiera al 55’.

Ya con el 1-1, y el desahogo de la anotación, Cartaginés mostró su mejor cara y consiguió el segundo tanto vía penal por medio de Jameson Scott para el 2-0 que encaminaba las cosas.

Finalmente, al 73’ Hernández aparecería con su olfato goleador para sellar el 3-0 definitivo con un acertado cabezazo en el área pequeña para el gol.

La repetición de la jugada hace pensar que la anotación fue un autogol del defensor Eder Munguio, pero lo cierto es que el cubano incidió en el 3-0.

Pérez Zeledón deja pasar así la oportunidad de posicionarse en la tercera posición del certamen y suma una derrota que podría cortarle aspiraciones de clasificación.

Por su parte, Cartaginés vuelve a triunfar apenas por segunda vez en el campeonato tras la victoria sumada ante Limón en la fecha dos.

Ahora los brumosos esperan con cautela la asamblea de directivos que tendrán este lunes, que marcará el futuro del club y sus problemas económicos.