Última Hora

Cualquier persona que esté ahogada por las deudas o que haya estado, sabrá que durante esos momentos la vida se "complica".

Desea tener una barita mágica para pagar esa deuda y recuperar la tranquilidad.

Apenas comienza a atrasarse en los pagos, es mejor que "usted" ofrezca a los bancos un arreglo de pago.

Si usted tiene una deuda que no ha podido pagar tiene dos opciones: seguir escondiéndose del banco o acercarse a realizar un arreglo de pago.

La falta del dinero para el arreglo no debería ser una excusa, el banco no tiene una guerra en contra suya, solo busca recuperar lo que le prestó.

Acérquese al banco y vaya sin miedo, explique su verdadera condición y encuentre la paz que la deuda le quitó.

Cada entidad financiera tiene una oficina para atender trámites como el que usted necesita para mejorar su situación.