Última Hora

Una de las disciplinas colectivas que se practica en todo el territorio nacional es el voleibol de sala, deporte que aún no tiene luz verde para reactivarse.

A pesar de no tener contacto físico existe dos factores claves para que el Ministerio de Salud no avale su protocolo. Primero, la cercanía entre jugadores en las zonas dos, tres y cuatro, además del contacto con el balón que necesariamente es con las manos.

El presidente de la federación costarricense de voleibol, Mainor Valenciano, asegura que ya existe redactado un protocolo para entregarlo al Ministerio del Deporte.

“En la realidad si tenemos un protocolo finalizado, nos hacen falta unos detallitos, pero el gran problema es que el Ministerio de Salud considera que el voleibol es deporte de contacto, no solo por el balón, sino porque usted se para frente a red a menos de dos metros”, manifestó el dirigente. 

El tema no desespera al jerarca, considerando que primero está la salud, aunque seguirán trabajando para que las autoridades pertinentes den la luz verde.

“Estamos esperando que nuestras autoridades sanitarias, junto con el Ministerio del Deporte, autoricen nuestro protocolo para ver si logramos empezar entrenamientos y activar a los jugadores”, finalizó Valenciano.

Por ahora, los jugadores de Primera División y seleccionados nacionales de este deporte continuarán entrenando de manera individualizada en sus respectivas casas.

Es importante resaltar que las medidas aplican también para el voleibol de playa.